Inicio Análisis ANÁLISIS | Destiny 2

ANÁLISIS | Destiny 2

written by Iván Baraja 21 septiembre, 2017

Hace tres años se lanzó Destiny, un título que generó bastante controversia. Por un lado, había gente que amaba los vistosos planetas que se podían explorar, así como la cantidad de equipamiento a nuestra disposición y la jugabilidad. Por el otro, hubo un gran número de jugadores que se quejó enormemente porque las misiones eran excesivamente repetitivas, además de la falta de contenido que traía el juego y la cantidad de dinero que había que invertir.

Pues bien, Bungie vuelve este año con las pilas cargadas y nos trae Destiny 2, la secuela del juego antes comentado. ¿Habrán aprendido de sus errores? ¿Las quejas e ideas de los aficionados se habrán tenido en consideración? Todas estas cuestiones y muchas más podremos contemplarlas en este análisis. ¡Vamos a ello!

Destiny 2

Al empezar la partida, lo primero que debemos hacer es crear a nuestro personaje. Para aquellos que jugaran a la primera entrega (como es mi caso), existe la opción de jugar con tu personaje original. Si no es así o si simplemente quieres crear uno nuevo, lo primero es escoger entre las tres clases principales: Titán, Cazador o Hechicero. Cada una cuenta con sus propias características y además con dos subclases, entre las cuales podremos ir cambiando mientras juguemos. Después de esto también podremos personalizar el aspecto físico de nuestro personaje a nuestro gusto.

Cuando ya comenzamos a jugar, se nos muestra en primer lugar las hazañas que realizamos en el juego anterior, a modo de contextualización para esta nueva entrega. Nuestra aventura comienza esta vez con Zavala, Ikora y Cayde-6, lideres de cada facción, preocupados debido a numerosos fallos en las defensas de la ciudad. Poco después y sin previo aviso, sufren un ataque a gran escala de la llamada Legión Roja. Nosotros llegamos apresurados, dispuestos a ayudar y tratar de repeler a los enemigos.

Tras largo rato de encarnizada batalla, nos topamos con Ghaul, líder de la Legión Roja. Nos cuenta que su objetivo, además de destruir la ciudad, es hacerse con el poder del Viajero. Y de repente, la luz nos es arrebatada y somos despojados de su fuerza. Apenas conseguimos escapar con vida, al igual que nuestros aliados. Ahora, con ansias de venganza, nuestra misión es reagruparnos, trazar un plan, armarnos hasta los dientes y recuperar lo que es nuestro.

Para empezar, la premisa de este Destiny 2 es mucho más interesante que la de su predecesor. Por primera vez, nos sentimos vulnerables y debemos andar con mucho cuidado. Además, ha sido un gran acierto por parte de Bungie el quitar el sistema de Cartas de Grimorio. De esta manera, la historia se nos cuenta a través de vídeos y diálogos, lo que hace que establezcamos lazos más estrechos con los personajes.

Centrándonos en valorar la historia, desde luego esta vez es mucho más entretenida. Las misiones cuentan con diferentes fases, cambiando entre secciones de disparos, exploración y manejo de vehículos de manera constante. Ahora bien, también es verdad que la duración de la campaña es bastante corta, y en algunos casos nos obliga a subir hasta ciertos niveles para poder continuar.

En cuanto a la carta estelar, el número de planetas que podemos visitar es bastante similar. También es cierto que esta vez los entornos están mucho más trabajados, haciendo de los paisajes y sectores zonas mucho más vistosas y agradables a la vista. Además, se mantienen las actividades vistas en la anterior entrega, pero se añaden algunas novedades interesantes, como por ejemplo:

  • Aventuras: son misiones secundarias que cuentan con su propia narrativa. Aparecen como puntos naranjas en el mapa y nos reportarán tanto experiencia como equipo, en función de la misión.
  • Eventos públicos: en todos los mapas aparecerán de forma aleatoria y temporal numerosos eventos públicos. Son una gran opción para conseguir equipo decente, aunque es recomendable ir con compañeros.
  • Cofres del tesoro: aparecen de manera aleatoria en el mapa y pueden revelarse explorando o comprando planos. Al abrirlos recibiremos todo tipo de recompensas.
  • Sectores perdidos: son áreas que hacen las veces de mazmorras y están escondidas por todos los planetas. Para encontrarlas, debes buscar un símbolo grabado en las paredes, los cuales se pueden llegar a revelar con planos.

Todas ellas las tendremos disponibles desde el principio. Al acabar la historia, podremos acceder a más actividades, como son los asaltos, las patrullas y la incursión. Esta ultima requiere un nivel muy alto, así que convendría curtirse bien y mejorar para poder acceder y conseguir superarla.

La jugabilidad, aunque casi igual, presenta ciertas variaciones que se agradecen a la hora de jugar. Una de ellas es la mejoría en la gestión de los puntos de habilidad, siendo todo más visual y mejor explicado. Además, los poderes son mucho más atractivos y a la hora de pelear se nota esa sensación de espectacularidad. Todas las clases nos permiten personalizar las habilidades en función de nuestros gustos y comodidad.

Ahora vayamos a lo que muchos están esperando: el equipamiento. Destiny 2 nos trae infinidad de armas, armaduras y demás. La cantidad de cosas que pasarán por nuestras manos es incontable. Existe una gran variedad para que todo el mundo pueda elegir con libertad. Si vienes a este juego por el equipamiento, desde luego ese es su punto más fuerte.

Un detalle que ha mejorado respecto a su predecesor y que no se suele tener en cuenta es su banda sonora. Se nota que esta vez se han esforzado en mejorar y crear esa atmósfera de epicidad que va acorde a la jugabilidad. Las piezas, aunque a veces un poco genéricas, acompañan a la perfección a las misiones y a veces incluso mejoran con creces la experiencia.

Para terminar, me gustaría comentar un poco acerca del modo multijugador competitivo. Recomiendo meterse en este modo una vez hayas acabado la historia y tengas buen equipamiento y nivel. A la hora de jugar es exigente, ya que mucha gente solo se centra en esta vertiente y te llegas a cruzar con jugadores implacables.

La mejor manera de acceder a este modo es con amigos. Es verdad que para todos aquellos jugadores que sean hábiles y posean un buen arsenal, puede ser realmente adictivo y entretenido, pero como realmente se podría explotar en su totalidad es creando un grupo de compañeros e ir coordinándose. De esta manera, la sensación de camaradería y de inmersión es brutal y se disfruta un montón.

Destiny 2

Como conclusión, Destiny 2 deja una sensación bastante más dulce que la entrega anterior. Es cierto que en algunos aspectos el título se queda algo corto. Comete además varios errores del pasado, como cierta falta de contenido y algunas misiones algo repetitivas. Pero también hay que reconocer que muchas de las quejas de los jugadores se han tenido en cuenta. Esto ha llevado a que Bungie haya podido mejorar muchos aspectos.

Para todos aquellos que jugasteis al primero y tenéis ganas de más, sin duda este es vuestro juego. Si llegáis nuevos al universo de Destiny, espero que este análisis os ha servido para valorar a fondo el juego. Ahora es vuestro turno de valorar si merece la pena adquirirlo, dejarlo o simplemente esperar.

Muchas gracias por vuestra atención. ¡Hasta la próxima!

Puede que también te interese