Inicio Análisis ANÁLISIS | Psycho-Pass: Mandatory Happiness

ANÁLISIS | Psycho-Pass: Mandatory Happiness

written by Jessica Santana 7 junio, 2017

Hace ya unos años desde que salió la primera temporada de anime de Psycho-Pass, allá por el 2012. Temporada que fue cubierta de elogios y buenas críticas. Escrito el guión por el brillante Gen Urobuchi, nos trasladaba a un futuro en el cual todo estaba controlado por un sistema que buscaba la sociedad perfecta a cambio de la libertad de la población. Gracias al éxito de este anime, como suele ocurrir, quisieron sacar provecho de él creando una segunda temporada (que a mi juicio no era necesaria), una película, mangas, novelas e incluso una novela visual titulada Psycho-Pass: Mandatory Happiness de la que vamos a hablar hoy en TecnoSlave. Se trata, en concreto, de su versión de PC que ya se encuentra disponible en Steam (también podemos jugarlo PlayStation 4, PS Vita y Xbox One).

En Psycho-Pass: Mandatory Hapiness nos situamos en el mismo mundo que se nos presenta en el anime: nos encontramos en el futuro, concretamente el de Japón, el cual está regido por un moderno y aparente perfecto sistema artificial llamado Sybil. Este es capaz de ver el coeficiente de criminalidad de las personas —llamado Psycho-Pass—, incluso aunque estas no hayan hecho fechoría alguna en toda su vida. ¿Cuál es la finalidad de esto? Evitar que cometan algún acto delictivo antes de que ocurra, y aquí entran en juego los Investigadores y Ejecutores. Son miembros de la Oficina de Seguridad Pública quienes perseguirán a dichas personas para que les den el tratamiento idóneo para bajar dicho Psycho-Pass —encerrarlos en caso que no tengan cura o incluso llegar a eliminarlos si el coeficiente de criminalidad es excesivamente alto. Para tal tarea, llevan consigo armas de fuego llamadas Dominators las cuales son los “ojos” de Sybil. Apuntado al objetivo, informa de su coeficiente además de mostrar qué se debe hacer. Su potencia varía junto al Psycho-Pass de dicho objetivo, entrando en modo “paralizador” o letal.

En esta novela visual podremos escoger entre dos rutas posibles, o mejor dicho entre dos miembros de la anteriormente mencionada Oficina de Seguridad Pública —en concreto la División 1—. Elegiremos entre la nueva inspectora Nadeshiko Kugatachi, quien sufre amnesia tras un accidente que reciente, por lo que no tiene recuerdo alguno sobre su pasado, y Takuma Tsurugi, un criminal latente que, debido a que se dejó  llevar demasiado por los sentimientos en el pasado (un aspecto que resulta totalmente opuesto a la fría Nadeshiko), acaba trabajando como ejecutor para no ser encerrado. Tsurugi se encuentra buscando a una mujer cercana a él que ha desaparecido, algo que incluso le llevará a cegarse ligeramente de sus objetivos más actuales. Si bien estos dos personajes son totalmente nuevos para quienes vengan de la primera temporada del anime, el resto de nuestro equipo ya los conocemos, algo que gustará a los fans sin ninguna duda. A pesar de eso, la novela visual no está relacionada con la serie de animación, pues se trata de una historia original. Esto ayuda a que no sea obligatorio para el jugador tener que ver dicho anime para poder disfrutar de esta Mandatory Happiness, aunque sí es muy recomendable.

A lo largo de la aventura, se nos presentarán situaciones en las que tendremos que escoger decisiones clave, hecho que afectará al final de la trama, con un total de catorce conclusiones entre ambas rutas. Además, afectarán a la manera en que se desarrollan los casos en los que estemos metidos. Y cuando hablo de cómo se desarrollan, es literal, ya que pueden tener un final “más o menos bonito”. Por ejemplo, en algunos podrás incluso eliminar al objetivo mientras que, de haber escogido otra opción, podrías haberlo dejado paralizado simplemente y no tener que cargar con el peso de haber acabado con nadie. Por supuesto, dichas decisiones tendrán un impacto sobre el personaje que controlamos y nuestras relaciones con el resto del equipo.

Estos sucesos, como el mismo sistema Sybil, darán pie a conversaciones y/o momentos a lo largo de la novela, que nos hará pensar sobre la sociedad, cómo es o puede llegar a ser un humano, qué es lo correcto o la simple (pero inexistente) libertad.

Resumiendo un poco sobre la trama de Psycho-Pass: Mandatory Happiness sin lugar a dudas es buena (Gen Urobuchi también trabaja aquí en el guión). Nos invitará a la reflexión, además de que vendrá acompañada con momentos realmente duros y decisiones que no serán fáciles de tomar. Pese a eso, no alcanza el excelente guión de la primera temporada del anime, ya que no ofrece nada nuevo, especialmente para quienes ya conozcan el universo de Psycho-Pass. Desgraciadamente, algo que echará atrás a muchos será que no viene localizado al Español, por lo que solo queda la opción del Inglés (algo que tampoco sorprende en este género).

En el apartado gráfico tenemos que decir que cumple de forma más que correcta. Contamos con un excelente diseño de personajes (exactos al anime), además de sus correspondientes escenarios futuristas muy bien representados. Incluso podremos reconocer lugares que ya vimos en la serie. Cabe decir que los personajes cuentan con animaciones faciales en las que gesticularán o cambiará su rostro dependiendo de la situación en la que se encuentren.

Metiéndonos ahora en el apartado sonoro, no se puede sacar queja alguna, ya que los personajes cuentan con las voces originales del anime y ¿qué se puede decir de un doblaje japonés?. Como nos tienen acostumbrados, es simplemente excelente. Además, todas las conversaciones cuentan con voces, algo de agradecer (en pequeños casos no suele resultar así, básicamente cuando entra en escena un personaje que no es relevante), y la banda sonora nos trae con temas que ya escuchamos en la serie de animación. Estas últimas nos sumergirán aún más en la trama del título.

En resumidas cuentas, Psycho Pass: Mandatory Hapiness es una novela visual con una buena trama detrás, un elenco de personajes a destacar y es absolutamente fiel al universo creado en la serie de animación. Este último punto hace que peque un poco de repetitivo para quienes vengan del anime buscando algo más, pero eso no quita que sea un videojuego muy a tener en cuenta que nos dará horas de lectura gracias a que cuenta con dos rutas y múltiples finales. Especialmente recomendable a los fans del género y sobretodo a los del anime.

Puede que también te interese