Hidemaro Fujibayashi habla de las ventajas de la Switch

Breath of the Wild, la nueva aventura de Link y Zelda ya está aquí. Su director, Hidemaro Fujibayashi, tuvo que vérselas con un cambio de plataformas a mitad del desarrollo y nos habla de ello.

Al comenzar nuestra aventura, Link consigue un dispositivo parecido a una tablet. No será un iPad, pero sigue siendo la mar de útil. Esto se planteó, lógicamente, teniendo en cuenta el tabletomando de Wii U, pero eso tuvo que cambiar al anunciarse que saldría también en Switch. Fujibayashi admite que fue algo preocupante.

Para los que no hayan jugado al juego aún, el uso de esta tableta es muy central. No nos permite jugar a Fire Emblem Heroes, pero podemos usarla como prismáticos, consultar en ella el mapa, marcar nuestros puntos de interés… Un cambio tan radical a una función tan central en el juego llevó a quitar algunas otras mecánicas jugables.

“Teníamos en mente el mando de Wii U cuando creamos la Piedra Sheikah. Cuando tuvimos que crearla para la Nintendo Switch, y también asegurarnos de que los jugadores tuviesen la misma experiencia en ambas plataformas, tuvimos que hacer cosas como quitar los controles táctiles y ajustar el esquema de botones un poco.”

En un principio, eso podría suponer un gran problema. Lejos de haber afectado negativamente, Fujibayashi ahora comenta que ese cambio ha beneficiado al juego. Según dice, uno de los grandes problemas de la Wii U venía de su planteamiento. El uso de dos pantallas tan separadas podría distraer al jugador. No todo el mundo está acostumbrado a apartar la vista de la tele, y el quitar estas funciones, según el director, ha ayudado a que la experiencia de juego sea mejor.

“Cuando empezamos a probarlo y a valorar distintas configuraciones, nos dimos cuenta de que el juego, de hecho, funciona mejor si mantienes el foco en la pantalla de la TV, en vez de ir de acá para allá entre una segunda pantalla y la televisión.”

Pese a que haya sido un poco repentino, el cambio de plataformas no fue algo que los tomase muy por sorpresa. Quizás haya sido más difícil el ver lo diferentes que son la Switch y la Wii U, pero, trabajando en Nintendo, tuvo tiempo para aclimatarse.

Parece que el resultado ha sido la mar de satisfactorio si hacemos caso a las críticas. A las de verdad, no a la gente que se dedica a trollear Metacritic, eso sí.

Fuente: The Verge

Compártelo

Iván Lerner

Iván Lerner

Madrid. 27 años de edad. Jugón desde los 5 años. Siempre me han interesado todas las plataformas, ya sean consolas de sobremesa, ordenadores o portátiles. Sin preferencia alguna, me dedico siempre a intentar sacar el máximo provecho de todo videojuego que caiga en mis manos. Director de TecnoSlave.

No hay comentarios

deja el tuyo


X