Análisis The Darkness II

Jackie Estacado era un joven pretencioso que formaba parte de una de las familias más reconocidas dentro de la mafia newyorkina. Al cumplir los 21 años, se le condeció un extraño pero poderosísimo “regalo”, el don de poseer la oscuridad y controlarla a su antojo. Jackie, que había sido maldecido por el resto de familias poniendo precio a su cabeza, se refugió en sus poderes, que lo hacían prácticamente invencible. Pero la mafia sabe donde atacar, y acabaron matando a tración lo único en lo que el joven Estacado había creído: el amor. Jenny, su novia desde que eran pequeños, cayó fulminada en su propio charco de sangre desatando así la ira del mismísimo infierno, la ira de The Darkness. Este fue el punto de partida para que los chicos de Starbrezee Studios crearan en 2007 uno de los juegos de esta generación, un juego que desde ese mísmo momento se convirtió en obra de culto para todos los que tuvimos el placer de disfrutarlo. Ahora, casi 5 años después, Digital Extreme toma el relevo para dar un nuevo enfoque a la saga ¿estarán a la altura de las espectativas? estáis a unas cuantas líneas de descubrirlo.

image-11457

La oscuridad nunca muere…

La historia de The Darkness II comienza dos años después de su primera entrega. Con Jackie convertido en “Don” de su propia familia, todo parece irle sobre ruedas: cenas de lujo, mujeres y una mansión desde donde mirar la ciudad bajo sus pies, parece la vida perfecta para olvidar los terribles sucesos que le llevaron a la perdición años atrás. Sin embargo, una misteriosa organización, denominada la hermandad oscura, irrumpe de golpe en su vida con la intención de liberar de nuevo a sus demonios y arrebatarselos para conseguir el gran poder que habita en ellos, el poder de la oscuridad.

Para poder entender la trama del título, no es absolutamente necesario haber jugado a la primera parte, pero sí es recomendable para vivir la experiencia completa, ya que aparecen algunos personajes, como nuestra querida tia Sarah, con los que sin duda empatizaremos mejor si ya los conocíamos previamente. Además, sin querer entrar mucho más en la historia, el juego no se olvida de Jenny, nuestra novia asesinada en el primer The Darkness, ni el sufrimiento interior que ello nos causa.

Con todo esto, el hilo argumental está muy bien llevado a lo largo de todo el juego, con sus correspondientes giros y alguna que otra sorpresa, la historia nos mantendrá enganchados de principio a fin. Eso sí, no es tan extensa y profunda como nos hubiese gustado y, en algunos momentos, echamos en falta un poco más de variedad, en lo que a subtramas se refiere, que hubiese enriquecido lo que ya de por sí es un magnífico trabajo.

image-11458

Corta, pega y colorea

Los que hayáis jugado al primer The Darkness sabréis que no se trata de un shooter subjetivo al uso, como pueden ser Call of Duty o Batllefield, sino que aquí, gracias a los poderes que nos otorga la oscuridad, multiplicaremos nuestras posibilidades, que no se limitarán exlusivamente a disparar a todo lo que se mueva. De esto modo, contaremos con dos amigos en forma de serpientes; una para cada brazo, que nos permitirán coger todo tipo de objetos, enemigos incluidos, y lanzarlos, o cortar cuanto queramos, eso sí, con movimientos muy limitados que solo nos dejarán ralizar cortes horizontales y verticales. A pesar de esto, el juego esta mucho más enfocado a la acción directa que su primera entrega, por lo que dispondremos de una variedad de arsenal, que podremos utilizar con ambas manos, muy superior, en el que encontraremos desde las típicas pistolas a metralletas de asalto o escopetas de todo tipo.

Aunque no se tratase ni mucho menos de un sandbox, en The Darkness existía un mínimo componente de mundo abierto. Para ir de un lado a otro teníamos que utilizar el metro, donde había un submundo con vida propia con el que podíamos interactuar y que nos servía de nexo entre misiones. En consecuencia, el jugador tenía cierta sensación de libertad, aportando la pausa que un shooter basado en su historia como este necesita. En esta ocasión, se ha suprimido toda libertad para avanzar y la historia se encuentra mucho más encriptada. A cambio tenemos nuetra mansion, donde volveremos tras acabar cada misión, que nos servirá para relacionarnos con otros personajes del juego y realizar algún que otro minijuego con el simpático Dolfo que, por cierto, es clavadito  a Cristopher Moltisanti, el Sobrino de Tony Soprano en la serie Los Sopranos.

Una de las grandes novedades que si aporta The Darkness II es la posibilidad de mejorar al personaje mediante la adquisición de talentos, que podremos desbloquear mediante los puntos que obtendremos al matar a los enemigos. La evolución se basará en cuatro ramas de crecimiento que nos permitirán adquirir habilidades que nos servirán, por ejemplo, para aturdir a nuestros enemigos usando un enjambre de moscas o mejorar a nuestras serpientes para que sus ejecuciones sean más efectivas. No penséis que las posibilidades de personalización son muy elevadas, pero si que resulta un añadido curioso con el que podremos picarnos, en una segunda vuelta al juego, para terminar de adquirir todos los talentos.

image-11459

Cambio radical

Digital Extreme ha apostado por cambiar el apartado gráfico por completo y acercarlo, lo máximo posible, al universo de los cómics en los que se basa el juego. La verdad es que el resultado que han obtenido con la utilización del cell shaded es espectacular, no hay otro juego que se aproxime tanto a las viñetas como este. Además, se ha trabajado especialmente la iluminación para lograr un conjunto que resulta vistoso en todo momento y que apenas tiene fallos reseñables. A diferencia del primer juego, donde todo era muy oscuro y casi monocromático, aquí el brillo y el colorido se encuentran detrás de cada puerta, lo que tiene tanto aspectos positivos como negativos. Por un lado, como hemos dicho antes, la aproximación al cómic es muy acertada y el color da un toque realmente esquisito al diseño del juego pero, por otro, quizás la ambientación se resienta por momentos, sacándonos esa sensación tenebrosa que nos invadía durante toda la primera entrega.

Las animaciones están, en general, muy conseguidas, son fluidas y en ciertos casos resultan muy espectaculares, como cuando realizamos movimientos finales de muerte. Quizás en lo que más fallan es en lo referente a las animaciones faciales, ya que las caras son poco expresivas, especialmente cuando nos encontramos sumergidos en los dálogos. La inteligencia artificial de los enemigos tampoco es nada del otro mundo, no es raro ver enemigos que se dan la vuelta solos mientras nosotros estamos cerca, o que se quedan quietos, sin hacer nada, estando justo delante de nuestro personaje. Si todo esto se hubiera trabajado un poco más, el resultado final habría sido grandioso, aun así, en conjunto, el apartado gráfico es más que notable, con grandes momentos que nos haran disfrutar por su belleza y espectacularidad.

En cuanto al aspecto sonoro, resaltar por encima de todo la magnífica BSO que, auque se parezca mucho a la que ya hemos podido escuchar en otros títulos, ambienta perfectamente cada situación que vivimos en el juego, aportándonos tanto la dosis sentimentaloide apropiada como la desgarradora fuerza del demonio hambriento. Lo que no nos ha gustado tanto es el doblaje, que ni en su versión original ni en la adaptación realizada a nuestro idioma alcanzan el nivel conseguido en la anterior entrega, toda una pena.

image-11460

Quien mucho abarca…

Lo que menos nos ha gustado de The Darkness II es su duración. La campaña, jugándola en modo normal (mafioso), se puede completar en unas 6 o 7 horas, y difícilmente nos quedaremoos atrapados en ninguna zona del juego. Eso sí, una vez completada tendremos alicientes suficientes como para volver a rejugarla. En primer lugar, se desbloquea una nueva partida +, con la que poder jugar el juego con todos los talentos que habíamos adquirido en la primera partida. Esto nos dará el valor suficiente para probar el nivel de dificultad experto (Don), en el que si tedremos que repetir alguna zona bastantes veces, y la posibilidad de rellenar el árbol de habilidades al completo y conseguir nuestro preciado trofeo/logro. También, existen 29 reliquias repartidas por todo el mapa que, si queremos encontrarlas todas, tendremos que buscar concienzudamente.

En cuanto al modo cooperativo online, denominado Vendetta, del que tanto venían presumiendo sus desarrolladores, solo podemos decir que es insultantemente corto. Es verdad, que como planteamiento no esta mal, ya que podremos manejar a 4 personajes nuevos; cada uno con sus propias habilidades, y nos propone un argumento alternativo que parece explicar algún acontecimiento de la historia principal, o al menos así lo veo yo. Pero lo habréis terminado en un par de horas, si lo jugáis con 4 colegas, y solo la posibilidad  de probar a los 4 personajes os motivará para volver a jugar alguna de sus misiones. A su favor, los personajes nuevos y sus habilidades molan bastante, y tiene pinta de que habrá Dlc´s, en un futuro, que amplien esta experiencia. Esperemos que sean gratuitos.

Conclusiones

The Darkness II es de esos juegos que ha sufrido una extraña evolución desde que se anuciara su desarrollo. Al principio, y tras saber que se encargaría un equipo de programación diferente a la primera entrega, muchos temimos que se estropeara el magnífico trabajo que había realizado Starbreeze en su día y no comprendimos qué motivos habían llevado a 2K Games a cambiar de desarrolladores. Más tarde, tras ver los primeros vídeos e imágenes del juego, la duda se tornó en esperanza, ya que el acertadísimo cambio estético denotaba una especial atención hacia el proyecto, y que se podría conseguir un resultado final realmente bueno.

Ahora, con el producto ya entre las manos y tras haber descubierto todas sus virtudes y defectos, solo podemos decir, que como todo en la vida, los extremos no son nada buenos y ni es el fiasco, que pensábamos en un principio, ni la gran obra que se podía intuir tras ver los primeros pasos en movimiento. Es un juego divertido, con un apartado artístico realmente notorio y una trama que, sin llegar a sorprenderos como la primera entrega, es fluida e interesante de principio a fin. Sin embargo, resulta demasiado corto, y el modo cooperativo no alargará mucho el juego, por lo que si nuestra intención es la de jugar la campaña y no complicarnos demasiado, puede que no nos compense invertir los 60 euros que vale el título. Si por el contrario, sois fans del universo The Darkness y pensáis rejugarlo hasta conseguir absolutamente todos los secretos, este juego os premiará por ello, aportando las suficientes novedades como para que, una segunda partida, sea algo que merezca la pena.

[analisis imagen=”http://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2011/12/the-darkness-ii-wallbest.com_-e1323450111788-300×147.jpg” jugabilidad=”7.5″ historia=”7.5″ graficos=”8.5″ sonido=”7″ ]

Compártelo

No hay comentarios

deja el tuyo