Análisis The Legend of Zelda: Skyward Sword

Muchos son los Zeldas que preceden a Skyward Sword y muchos son los años que han pasado sin ver a nuestro héroe en una consola de sobremesa. Apesar de lo que muchos puedan opinar al respecto, de la versión de gamecube a la versión de Wii de Twilight Princess solo hay un cambio en el sistema de control, del cual tampoco podemos decir que fuera perfecto. Se hizo el “port” del juego de Gamecube para dotar así a la nueva consola de Nintendo de un Zelda, ya que no podía estar huérfana de un título tan importante, y así la marca nipona pudo tener tiempo para maniobrar y lanzar en el año del 25º aniversario de la saga lo que sería el colofón para la recta final de la consola Wii.

image-10041

 

El paso de este juego de Gamecube a Wii acabó como un proyecto en cierto modo engorroso. Quizá mantiene algunos aspectos realistas en lo que al manejo de la espada se refiere, pero no aprovechaba para nada el Motion Plus, elemento vital para su sucesor, Skyward Sword. Como curiosidad y para los más observadores, añadiremos también que Link siempre fue zurdo en todos los juegos anteriores a Twilight Princess, y al pasar de Gamecube a Wii lo pasaron a diestro, ya que el mando de Wii se sujeta con la derecha, y el nunchaku con la izquierda.

The Legend of Zelda: Twilight Princess para Wii recibió críticas muy duras, sobretodo de la mano de esa gente aficionada a la Gamecube que vivieron este paso. Apesar del nuevo motor gráfico usado, su jugabilidad y la poca dificultad que presentaba a medida que se iba avanzando hicieron que los nipones se dieran cuenta de que algo estaba fallando.

 

GRÁFICOS

Todo esto les obligó a hacer borrón y cuenta nueva, desembocando en lo que a día de hoy conocemos como, The Legend of Zelda: Skyward Sword. Un juego que hereda la versión modificada del motor gráfico empleado en Wind Walker, Twilight Princess Engine, y la excelencia cinematográfica de su anterior entrega, derivada esta del Majora’s Mask.

Una acertada decisión fue la de respetar algo que hacía que el WindWalker fuera sublime, las expresiones faciales de los personajes que nos vamos encontrando, involucrándonos emocionalmente con cada uno de los personajes del juego por insignificante que fuera su papel en la historia.

 

Sigue predominando el cel shading en Zelda, y esto dota el juego de un mundo envolvente y sobretodo muy dinámico, lo que con ello consigue un mayor realismo el mundo de fantasía que pretende reproducir esta saga, desde mi punto de vista personalmente, creo que si intentaran buscar un gráfico más real sería un error por parte del equipo gráfico, ya que de este modo se consigue una mejor empatía con el pintoresco ecosistema de esta saga.

Todo detalle en este nuevo Zelda ha sido cuidadosamente “curado”, como el buen queso. Así pues, podemos deleitarnos en la vista subjetiva tanto en los paisajes como dentro de cualquier mazmorra. Observaréis que las texturas y el colorido no pueden estar más acertados en las tres regiones en las que se basa el juego, todas con su color predominante según el hada a la que se le dedique la zona, a Din tenemos la región de Eldín, siempre con su color rojizo y nada mejor que aposentar un volcán en medio, para Farore tenemos la región de Farone, el típico bosque verde que de no ponerlo se echaría de menos y como siempre la contradicción de Nayru, en este juego la tierra de Lanayru es tal como pasa en Ocarina of Time, un desierto, digo contradicción porqué el hada Nayru es azul.

Volviendo al tema que nos atañe, podemos afirmar que es un lujo poner la vista subjetiva en este juego y quedarse embobado mirando los detalles que Nintendo nos ha colado en este juego, al menos desde mi punto de vista, ya que de las cuarenta horas que le dediqué a pasarlo, estoy seguro que 3 o 4 me quedé mirando los paisajes o las tonterías que hacen los enemigos mientras esperan a que aparezcas.

 

SONIDO

La primera vez que te adentras en una mazmorra te da la sesación de que llevas esperando algo así desde hace mucho tiempo, pues la ambientación que se le dá, acompañada de una música bien orquestada, hacen que este momento se magnifique.

Creo que la opinión será unánime al decir que no había una mejor entrega para adjuntar un CD con la banda sonora orquestada, que como apunte diré que es una exquisitez para todos los oídos, no simplemente para los que hayan jugado la saga, ya que la banda sonora que acompaña a Link durante todo su periplo es sencillamente sublime. La música logra acompasarte al juego en todo momento, cuándo quiere que estés relajado ella se encarga de todo y cuando te quiere tener en vilo hará lo mismo! Apuesto algo a que no sois capaces de jugar una “Hypnea” con la espalda pegada al sofá de vuestro comedor.

image-10043

 

Concluyendo, la música de esta entrega de la saga hace que el personaje Link sea realmente un enlace con el personaje. “Chapeau” para la gran banda sonora!!! Para los que esperan impacientes que suene la melodía estrella de Zelda durante el juego, sólo diré una cosa, esperad… Todo lo bueno siempre se hace esperar!!!

JUGABILIDAD

La arquitectura de las mazmorras, los comederos de cabeza, típicos de Ocarina of Time, y esa satisfacción que nos transmitía una melodía al completar los puzzles. Todo eso sigue en escena en esta nueva entrega!

Habrá muchas quejas de que para ser un Zelda tiene una estructura algo lineal, como si jugáramos al “Adventure of Link” de NES, pero no, la estructura de este juegazo hace que si te apetece pasártelo rápido puedas hacerlo, y si te apetece disfrutar con las misiones secundarias, pues lo mismo.

Ya sé que Miyamoto nos tenía muy bien acostumbrados a recorrer mapa a lomos de Epona, y en cierto modo se echa en falta a veces, pero en vez de quejarnos tanto deberíamos dar más importancia a nuestro Pelícaro, ya que por primera vez en un Zelda nos dan el gusto de poder surcar los cielos controlando a nuestra ave.

 

 

Saltos atrás, laterales, cargar la espada, remolino horizontal y vertical (nueva “feature” en este juego), clavar la espada para rematar (sí sí, al más puro estilo Smash Bros), y un largo etc. La integración del jugador con el mando es sencillamente asombrosa! Y al usar el motion plus da totalmente la sensación de estar dentro del juego… Por primera vez en esta saga es importantísimo evaluar si dar el golpe de izquierda a derecha o de arriba a abajo, ya que el enemigo estará casi siempre dispuesto a para el golpe con su espada o escudo, otra cosa importantísima en este juego, bastante más que en cualquier otra entrega de la saga.

 

Los enemigos finales también son dignos de mención especial, la dificultad de alguno de ellos hará que te tires de los pelos varias veces y lo más probable es que debas repetir algún combate, el primero para poder analizar las flaquezas de tu oponente y el segundo para aniquilarlo. También es importante destacar a Ghirahim, el típico enemigo final que se repite varias veces en tu cometido, y que deberás afrontar alguna que otra vez.

Además esta entrega es totalmente re-jugable, ya que al finalizarla podrás empezar de cero, pero en un nuevo modo llamado modo héroe, para los más aventureros y fanáticos de este juego, aumentándole la dificultad y con la facilidad de poder obviar los vídeos y centrarnos más en la acción. Recomiendo duplicar la partida justo antes de enfrentarnos al “jefazo” final porqué no se puede volver atrás, lo digo por si apetece terminar el juego al 100% antes de empezar el modo héroe, algo que os sugiero…Siguiendo en el mismo aspecto, la durabilidad del juego, si pretendes terminar el juego al completo, tómate tu tiempo porque como cada Zelda, está plagado de secretos y objetos que no son esenciales, pero que ayudan a completar mejor tu aventura, y esta vez de una manera bastante novedosa. Me explico, en Skyward Sword llevas una “Alforja de Aventurero” con pocos bolsillos al principio, que puedes ir comprando o encontrándote a lo largo del juego para llevar ítems, como un carcaj con capacidad adicional, o botellas, o incluso algún ítem novedoso, como por ejemplo un medallón que te hace ganar un corazón más en tu total de vida.

 

image-10044

 

Me gustaría también analizar un par de accesorios de la aventura de Link que han roto moldes en este juego. Están los de toda la vida, arco, tirachinas, las zarpas (que viene a ser el Hookshoot de las otras entregas pero más versátil al ser por partida doble), etc. Pero estaría bien destacar el Telescarabajo, un pequeño artilugio a control remoto que sirve para explorar y agarrar a distancia varios objetos, es de gran utilidad en todo el juego. También cabe destacar la Ámfora de Aire, que utiliza Link para lanzar aire, y le daremos un par de usos durante la aventura o el Látigo, que más de una vez nos encarnaremos en Indiana Jones y empezaremos usarlo para llegar a sitios inaccesibles en cualquier Zelda. Escalar y buscar salientes donde agarrarnos, para llegar a ciertos tipos de lugares nos hará pensar más de una vez si estamos jugando a un Tomb Raider…


CONCLUSIÓN

Nintendo retoma la dirección correcta en la saga Zelda, colocando, a mi parecer, Skyward Sword como digno sucesor de Ocarina of Time en cuanto a calidad se refiere. Un juego completo y bonito que hará las delicias a todos los usuarios que lo caten. Años habían pasado hasta que llegó otra secuela de este juego que vuelva a dejarnos boquiabiertos.

Con una trama espectacular, una música totalmente acorde al juego y unos gráficos más que correctos, convierten esta entrega de la popular saga de Nintendo en todo un referente que sin duda dejará mella en la séptima generación de videoconsolas.

Espero que disfrutéis de este juego, una aventura totalmente nueva, divertida, llena de acción, cargada de puzzles y sobretodo, que sabe mantener toda la esencia de un buen Zelda.

[analisis imagen=”http://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2011/11/zelda.png” jugabilidad=”9.5″ historia=”10″ graficos=”9.5″ sonido=”10″ ]

Compártelo

Jordi Hinojosa

Cosecha del 85 y afincado en el corazón de la Cataluña profunda, todo un apasionado del mundo de los videojuegos desde los 3 años, aquí estoy para contar todo lo que sé y me gusta del mundo del videojuego, para un "gamer" desde el punto de vista de un "gamer".

No hay comentarios

deja el tuyo