Análisis Pillars of Eternity

Pillars of Eternity. Nada de Smash Bros. Nada de Bloodborne. Nada de NADA. Pillars of Eternity es lo que me ha tenido sin poder separarme de la pantalla los últimos días. Y todos los que me conocéis o leéis sabéis que no soy amigo de los “dieces”, pero si por mi fuera, este análisis tendría 4 palabras: “Perfecto, un 10, cómpratelo”. Sin embargo, eso no sería profesional ni haría justicia a todo lo que hay que contar de Pillars of Eternity. ¿Empezamos por la ficha técnica?

Plataforma: PC

Género: RPG

Desarrollador: Obsidian Enterntainment

Distribuidor: Meridiem Games, GOG.com

Fecha de lanzamiento: 26 de marzo de 2015

Idioma: Inglés (voces). Español, inglés, francés, alemán, italiano y ruso (textos)

Precio: 41,99€

Desarrollado por Obsidian Enterntaiment y editado por Paradox Interactive, podemos disfrutar de una obra maestra dentro del genero del rol desde este 26 de marzo. Sé que en la industria nos gusta mucho usar términos y expresiones hechas como “Sucesor espiritual”, pero en este caso es cierto. Tenemos entre manos una obra creada por Chris Avellone, Tim Cain, and Josh Sawyer que bebe directamente de los mundos creados en Icewind Dale y Baldur’s Gate. Sin embargo, no se trata de una secuela. No se trata de un remake HD. Se trata de un juego y un universo completamente nuevos, lo cual llena de gozo nuestros corazones gamer.

requisitos pillars of eternity

Historia

Una de las claves de Pillar of Eternity. Y digo una porque este título tiene claves por todas partes. Comenzaremos nuestra aventura en el mundo de Eora viajando con una caravana. Por desgracia, la enfermedad nos alcanza durante nuestra travesía y deberemos buscar remedio para nuestra aflicción. Y todo se irá a hacer gárgaras. Realmente no quiero contar mucho de la historia, ya que el hilo de conducción es genial y me gustaría que los que realmente queréis disfrutar de este tipo de aspectos en un juego, acudáis a Pillars of Eternity con la mente lo más dispuesta posible a ser sorprendidos. Os merecerá la pena.

Pillars of Eternity 01

A lo largo de nuestro viaje a lo largo y ancho del mundo de Eora aprenderemos sobre sus culturas, civilizaciones, dioses, gentes, folklore… No recuerdo un juego con un transfondo tan grande que abruma en muchos años. Desde la creación de personajes tendremos a nuestra disposición multitud de datos sobre el mundo que nos rodea a nosotros y nuestro personaje. ¡Y ni si quiera habremos empezado a jugar aún! En este universo conviven 6 razas contando a humanos, enanos y elfos entre otros, lo cual dota de un gran fondo cultural que, desde luego, es explotado.

Un apunte es necesario aquí. Pillars of Eternity es un juego que confía en la historia y en la habilidad del jugador para tomar sus propias decisiones. Si eres un jugador tipo “A, A, A, A, A, skip, skip, skip, skip” esta aventura no está hecha para ti. Leer, decidir, conversar, evolucionar como personaje, vivir una historia… Tendremos mucho texto para leer. ¡Y es un texto genial! Retoma el ambiente clásico de las partidas de rol de lápiz y papel, en el que un narrador omnisciente te explica qué ves, oyes y sientes, dejando a tu cabeza hacer el resto.

Jugabilidad

Uno de los puntos fuertes de Pillars of Eternity (¿Otra vez? ¿Cuántos puntos fuertes tiene esta maravilla?) es el modo de jugar. Ya desde la creación de personajes deja claro que tenemos un RPG de los de antaño: raza, clase, trasfondo… se nos va poniendo todo al alcance de la mano a medida que decidimos cómo seremos. Y esa es la clave. Decidimos. A lo largo de todo el juego tenemos que tomar decisiones. Nuestro trasfondo, ayudar a un personaje, olvidarnos de él… infinitas posibilidades como infinitos personajes podemos tener. Este punto lo considero muy importante y crucial. Cuando se juegan juegos de rol tradicional (de papel, dados y fichas) lo que más importa son las decisiones, ya que serán las que provoquen que el mundo reaccione ante nosotros. Obviamente, cuando el encargado de expresar estas consecuencias es una persona con capacidad de reacción, es relativamente sencillo. Sin embargo, cuando hablamos de algo preprogramado, el hecho de que responda a la perfección a cualquier decisión que tomemos convierte a Pillars of Eternity en algo muy especial.

A lo largo de mi vida he jugado muchos juegos de rol, tanto informáticos como en una mesa. Pillars of Eternity no solo es excelente a la hora de permitir al jugador ser libre, sino que es lo mejor que he visto nunca dentro de un entorno de programación. La dificultad de crear un mundo en el que las decisiones pesen de tal manera que tengan sentido y sumen valor a la historia de nuestros personajes es enorme. Y este equipo de desarrollo ha cumplido con creces esta titánica tarea. Un buen resumen sería decir que Pillars of Eternity es como tener mi propio Dungeon Master en una mesa con dados y papel.

Pillars of Eternity 02

El sistema de combate está basado en tiradas de dados (que no veremos) y dispone de un completo sistema de velocidades. Será en tiempo real, pero podremos decidir que el tiempo avance más deprisa, más despacio o bien, pausa total. Es una genialidad, ya que teniendo en cuenta que podremos tener hasta 6 miembros en el grupo, cada uno con sus habilidades, hechizos, fortalezas, debilidades, un combate contra 12 enemigos se puede convertir en un caos rápidamente. Incluso se nos da la posibilidad de escoger que la pausa se active automáticamente bajo determinadas circunstancias.

No os dejéis engañar. Pillars of Eternity no es un juego fácil por muchas comodidades que se nos de a los jugadores. El modo normal es un buen desafío y el modo difícil hará tirarse de los pelos a más de uno. Ni hablemos ya de los niveles superiores de dificultad. Si os gustan los juegos exigentes, aquí tenéis uno. Lo podréis ajustar a vuestras necesidades: desde combates sencillos en los que la pausa será poco requerida hasta modo de muerte permanente, que borra nuestro archivo de guardado si morimos, convirtiendo nuestra aventura en todo un roguelike.

Gráficos y sonido

Nostalgia al poder. Así titularía este análisis si simplemente hablara del apartado visual y sonoro. ¿Es el apartado gráfico sobresaliente? En su propia dimensión, sí, lo es. Recoge todo lo que recordábamos bueno en Baldur’s Gate y lo mejora al 100%. Gráficos cuidados y un gran uso de la perspectiva isométrica da un aspecto limpio y agradable a la hora de jugar. Y es precisamente el aspecto limpio y sencillo lo que convierten estos gráficos – a priori – “sencillos” en algo sencillamente maravilloso. Ya he comentado que el narrador nos explica cómo son las cosas con las que se tropieza nuestro personaje para que nuestra cabeza haga el resto. El estilo gráfico acompaña esta filosofía y no nos lo da todo hecho. Nos permite labrar en nuestra imaginación los matices y detalles de lo que nuestro personaje ve. Al fin y al cabo, en un juego de rol eso es lo importante, convertirnos en nuestro personaje y vivir sus aventuras.

Pillars of Eternity 03

El apartado sonoro es muy agradable. Tonadas variadas, voces dobladas (al inglés, por desgracia para algunos) y un apartado sfx casi inmejorable nos capacitan para tener una inmersión jugable casi perfecta. Y, siendo sinceros, la inmersión y el hecho de olvidarte de que estás en tu silla es una de las cosas que más se valoran en el momento de analizar un RPG.

Conclusión

Cómpralo. Pídeselo a un amigo. Mira un gameplay en Twitch. Lo que sea, pero no puedes quedarte sin conocer esta joya que sin duda va a ser recordada durante muchos años. Hacía mucho tiempo que no caía en mis manos un RPG tan completo, creado con tanto cariño y tanta dedicación. Hecho que me impresiona aún más es que es una iniciativa surgida en kickstarter, recaudando 4 millones de dólares gracias a las aportaciones de casi 80.000 usuarios. Y más impresionante es que teniendo esa gran cantidad de presupuesto hayan optado por trabajar y esforzarse en lugar de simplemente comprar una licencia de Dungeons & Dragons. Un aplauso por mi parte.

gog pillars

Gráficos9
Historia9.5
Jugabilidad9.5
Sonido9
Si eres un jugador de juegos de rol de la vieja escuela, Pillars of Eternity te va a enamorar. Si nunca jugaste juegos de rol, te va a enamorar. Si te gusta el mundo del videojuejo, te va a enamorar. Pero esto es solo una opinión. Dale la oportunidad, juégalo y permite que te atrape en sus redes. Cuando te des cuenta, llevarás 15 horas jugando sin parar.
9.3

Compártelo

Daniel Parras

Gamer. Estudiante. Currante. Youtuber amateur. Speedrunner. Hago un poco de todo, pero siempre disfrutando de lo que hago. Mi padre fue gamer antes que yo y mis hijos lo serán. Escribir y los videojuegos son algunas de mis pasiones y en Tecnoslave se juntan ambas, produciendo una simbiosis perfecta. Amante de lo retro e impresionable con las nuevas tecnologías. Press start to play!

2 comments

deja el tuyo
  1. Adrián Calventos García 11 Abril, 2015 at 12:05 Responder

    Buen análisis señor. Mi principal duda es, entre este y Divinity: Original Sin, ¿cuál recomendarías? Se que son del mismo corte, pensados para atraer al pureta RPG.
    Y otra cosa, ¿crees que tendrá tirón fuera de su nicho, que son los que han financiado el proyecto?

    Yo probablemente me lo acabe comprando, su precio está genial. Pero son tantas horas de juego que me da miedo con todo lo que tengo por jugar.

    • Daniel Parras 12 Abril, 2015 at 03:48 Responder

      Si estamos hablando de si elegir entre Divinity y Pillars para el “pureta RPG” yo diría Pillars. De cabeza y sin dudarlo.

      En cuanto al tirón que pueda tener fuera de su nicho… Los nichos sabemos como funcionan y si eres un usuario al que le gustan exclusivamente los shooters y odia leer la historia en un juego, desde luego Pillars no es para él. Y si, son muchas horas pero oye, no es un MMORPG, ¡este por lo menos podrás terminarlo!

Post a new comment