Análisis Atom Zombie Smasher

Atom Zombie Smasher es un juego desarrollado por Blendo Games, un estudio afincado en California, formado por su único miembro Brandon Chung. Su lema personal es “hand-crafted videogames”, y desde luego que esto es lo que vamos a encontrar en Atom Zombie Smasher.

Datos del juego:

  • Plataformas: PC (Windows, Mac OS X, Linux) y OnLive
  • Desarrolladora: Blendo Games
  • Fecha de lanzamiento: 22 enero de 2011
  • Género: RTS (estrategia en tiempo real)
  • Idiomas: Inglés

image-10751

El juego que nos ocupa forma parte del género de la estrategia pura y dura, ya que ante una apariencia sencilla y simpática se encuentra un juego que no es precisamente fácil.
Atom Zombie Smasher se divide en dos espacios separados: El mapa (donde tendremos que llevar a cabo decisiones sobre donde atacar en el turno correspondiente según los factores), y la ciudad en sí, en la cual se desatará una locura que requerirá de nuestras mayores habilidades de organización y reflejos.

image-10752

Jugabilidad

 Abogando por la sencillez, Atom Zombie Smasher no comprende mucha dificultad a la hora de entender como se juega; poniéndonos rápidamente en contexto en un territorio llamado “Nuevos Aires” en plenos años 60 y bajo la invasión de los Zeds, inmediatamente pasamos a lo que nos importa en un juego de estas características: A jugar.
Lo primero con lo que nos encontramos es con el mapa, y con la explicación de que cada turno en él representa un mes. En ese mes pasarán tres cosas principalmente:

  • Cada mes nos dará ventajas o nos creará inconvenientes. Como puede ser que en la fase que juguemos salgan más o menos Zeds, que nuestro helicoptero seá más rapido o más lento, o que los días duren más o menos tiempo (y cuando se hace de noche estamos jodidos de verdad).
  • Además cada mes, una vez adquiridas, tendremos unas o u otras unidades disponibles.
  • Por último los Zeds aumentarán en número, conquistando nuevos territorios y aumentando la dificultad en una escala del 1 al 4 según sea el “Outbreak Level”, pasando de paseo a pesadilla.

Y una vez elegimos a donde atacar se nos da paso al mapeado; ¿La misión?: Rescatar al mayor número de ciudadanos posibles antes de que se conviertan en Zeds, así como científicos que nos servirán para conseguir mejoras, y desbloquear nuevas unidades o recompensas en el proceso. O bien cuando el nivel de outbreak es alto nuestra misión será destruir a todos los Zeds antes de que acabe el tiempo.

Para ello distribuiremos nuestras unidades y las utilizaremos de la forma adecuada, cada unidad es muy diferente de la otra y en saber utilizarlas adecuadamente está el éxito de nuestra misión (o el más absoluto fracaso en el caso contrario), además de subir de nivel según la utilizamos. Para ayudarnos en la planificación del combate podremos reducir o aumentar la velocidad de juego.

Por si esto fuera poco durante toda la campaña ganaremos puntos cada vez que rescatemos ciudadanos, eliminemos Zeds o mantengamos territorios. Pero esto también se aplica al enemigo, que consigue puntos del mismo modo a la par que nosotros, y a más puntos más ventajas obtendremos; tanto nosotros como el enemigo. Llegando a un punto en que si no somos buenos estrategas la campaña estará condenada al fracaso.

image-10753

En este pequeño resumen de lo que consta el juego está toda la gran jugabilidad y las horas de diversión que nos puede ofrecer Atom Zombie Smasher, no necesitaremos más que unos cuantos clicks de ratón y una buena dosis de comernos la cabeza para sufrir por salvar ciudadanos y recuperar territorios a la par que disfrutamos como unos críos. Sencillo pero tremendamente adictivo por el simple hecho de saber que a la par que aprendemos nuevas estrategias mejoraremos nuestra efictividad en la siguiente partida.

Gráficos

Los gráficos de Atom Zombie Smasher son muy básicos, pero lo suficientemente correctos como para envolvernos completamente en lo que importa, la jugabilidad.
Encima del mapa y las cuadrículas casi todo está representado por puntitos y cuadrados, a excepción de unidades como el helicóptero, el cañón, y básicamente todo lo que no sean unidades pequeñas.

Esto lejos de ser un impedimento le da su toque único al juego y no hay que confundirlo con una  programación para salir del paso o un diseño torpe, ya que todo en el juego corre de manera muy fluida, desde los menús hasta las propias unidades. En ningún momento sentiremos la sensación de que estamos ante un apartado gráfico pobre, sino minimalista.
Además es algo a tener muy en cuenta ya que el juego al fin y al cabo está desarrollado por una sola persona, lo cual le otorga mayor merito.

image-10754

 Sonido y otros aspectos

En cuanto al apartado sonoro del juego decir que es bastante escaso pero cumple con su función, no escucharemos más que un par de canciones repetirse durante la totalidad de la partida; y el sonido que más se nos quedará grabado será el de la bocina del helicóptero llamando a los ciudadanos al punto de extracción, y el constante goteo de estos entrando en él una vez aterrice.

Por otro lado, y antes de terminar con el análisis me gustaría destacar que el juego posee opción para mods así como modo multijugador, lo que le suma una mayor rejugabilidad aunque la campaña de per se ya nos incite a ello por sí sola. Además cuenta con un cuidado apartado de estadísticas, así como una zona con notas del desarrollador que iremos desbloqueando a medida que acabemos el juego.

Si  hay que destacar algo “malo” de él para el jugador medio es su elevada curva de dificultad, ya que en poquísimo tiempo podemos pagar la novatada de la primera partida al par de turnos que juguemos, y ver como la puntuación Zed se dispara mientras que nosotros cada vez conseguimos menos puntos. Notese que digo “malo” para el jugador medio ya que mientras que esto echará atrás a algunos puede ser precisamente lo que otros jugadores vayan buscando, ya sea porque sean buenos estrategas o porque les guste superarse partida a partida a base de prueba y error.

El  juego se encuentra disponible para Windows, tanto como para Mac y Linux vía Steam.

[analisis imagen=”http://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2012/02/ZombieLogo-160×80.png” jugabilidad=”8.5″ historia=”-” graficos=”6″ sonido=”5″]

Compártelo

Carmen Bellido

Inquieta por naturaleza, tener múltiples aficiones es un efecto natural de ello. El día en que toqué un ordenador con Prince of Persia en blanco y negro fue el comienzo de todo. El reto de saber hasta donde puedo llegar haciendo lo que me gusta me llevó a TecnoSlave.

3 comments

deja el tuyo

Post a new comment