Portada PlataformasMicrosoft OPINIÓN | Tomb Raider, Lara Croft y la importancia del legado