La voz de TecnoSlave (23-29 de enero)

¡Volvemos con las recomendaciones de nuestros redactores! En este caso tenemos tres juegos muy distintos. ¿Os atrevéis a darles una oportunidad?

Crypt of the NecroDancer (Oscar Martínez)

A veces aparecen títulos que, pese a parecer una locura, acaban saliendo adelante y convirtiéndose en algo funcional e incluso viral. Uno de los más representativos es Crypt of the NecroDancer, una suerte de dungeon crawler que revisa la fórmula original de los clásicos y re-inventa el movimiento por turnos.

La excelente música de Danny Baranowski se convierte en la protagonista del juego y nos obliga a seguir su ‘beat’ para poder avanzar dando saltos por el escenario y acumular bonificaciones al hacerlo correctamente. Las mazmorras se dividen en cuatro pisos y el ritmo acelera a medida que descendemos por ellos.

Sus creadores saben jugar con ello y añaden monstruos con diferentes patrones de movimiento a la fórmula, creando un caos donde no puedes dejar de moverte al ritmo de la música si quieres sobrevivir, teniendo en cuenta que los enemigos se mueven contigo y cualquier distracción puede suponer la muerte. Para mantenerse con vida hay que conocer a tus enemigos y saber, por ejemplo, que los esqueletos esperarán siempre un turno para atacarnos o que los fantasmas harán lo propio siempre por la espalda y solo serán vulnerables cuando no les miras.

Además, como es habitual en su género, aquí la muerte es permanente y cada caída supone volver a empezar desde el principio. Por suerte, el nivel de dificultad está ajustado de forma correcta y las mazmorras que desbloqueamos permanecen abiertas siempre que morimos.

Por supuesto, para avanzar por los diferentes niveles tendremos muchísimos factores a nuestro favor. Existen una gran cantidad de armas, desde dagas a lanzas y algunas incluso tienen habilidades especiales, como absorción de vitalidad o multiplicación del oro obtenido. No falta el uso de objetos y conjuros, así como piezas de armadura, que nos ayudarán a sobrevivir a este baile mortal.

Todo esto hace de Crypt of the NecroDancer un juego más que completo, que exige una agudeza mental y una velocidad de respuesta ágil parar superar todos los retos que plantea. Un título al que echarle horas y horas cuando todo lo demás falla y necesitas una buena dosis de diversión, risas y, sobretodo, música adictiva y pegadiza.

The Longest Journey (Iván Lerner)

The Longest Journey, una de las aventuras gráficas clásicas más pasadas por alto por el público general.

Como todas las aventuras gráficas de su época, la razón por la que querríamos jugar a TLJ es su guión. El juego, fuera de ello, funciona exactamente igual que los títulos contemporáneos (con sus cosas buenas y sus cosas malas) y solo destaca en su apartado artístico.

¿Qué hace que sea tan especial? Estamos ante una historia muy madura. Esta coge tópicos del género de fantasía y busca darles las vuelta mientras, además, mantiene un mensaje sobre los peligros a los que está expuesta la naturaleza.
Además de eso, cabe destacar el trato que recibe su protagonista. April Ryan es un personaje concebido en una época donde la mujer protagonista no tenía una cabida tan grande en un videojuego. Llevando esto más allá, el juego nos la retrata como una persona muy humana, alejándose de la sexualización y el fanservice en todo momento.

El título cuenta con algunos puzles que pueden sernos demasiado enrevesados y poco intuitivos. Esto es algo lamentablemente característico del género y su época. Por suerte, estos son los menos, y la mayoría de acertijos que tendremos que solucionar podrían considerarse bastante fáciles para los más veteranos.

El juego recibió con dos secuelas: Dreamfall: The Longest Journey y Dreamfall: Chapters, las cuales muestran una evolución magistral del género, haciendo todo lo posible por no anclarse en los estándares del pasado.

The Longest Journey y sus secuelas son el ejemplo perfecto de que el videojuego europeo tiene mucha guerra que dar, y que nuestra industria lleva años estando allí.

A todo aquel que esté buscando una aventura que marque, unos personajes carismáticos y un mensaje profundo y esperanzador, quiero recomendaros esta gran obra de Funcom.

Asura’s Wrath (Ricardo Teresa)

Cuando hablamos de Asura’s Wrath, hablamos de polémica. Nos traemos entre manos un juego de CAPCOM, desarrollado por Cyber Connect 2. He pensado en que podría ser de buen menester empezar mi pequeño espacio en esta columna hablando de una de las obras que más drama han traído a la escena.

Y no es de extrañar. Asura’s Wrath es un juego incompleto. Así, tal cual. Al terminar con el último jefe del juego, si lo hemos hecho bien, podremos desbloquear una escena secreta. Esta escena secreta nos cuenta que el viaje de Asura no ha terminado, sino que continuará, en un DLC. 8,99€ de gracia, sumados a los cincuenta que costó el juego de lanzamiento. Jamás me cansaré de decir que nos encontramos ante una sinvergüenzada.

Pero eso no es el único problema del juego. Tal vez conozcáis a Cyber Connect 2, ya que son los encargados de hacer los últimos juegos de Naruto. En estos, nos encontramos con una jugabilidad divertida y una espectacularidad visual apabullante. El problema de Asura’s Wrath es que no trae esa jugabilidad divertida. La mayoría de los combates son repetitivos hasta decir basta, y los combates finales, aunque espectaculares, son simples Quick Time Events. Qué diablos, ¡a veces, aunque no pulsemos los botones, conseguiremos nuestro objetivo!

Mirad, a estas alturas puede parecer que el juego merece entrar en una pira. Pero considero que, viéndolo con otros ojos, estamos ante una joya. Asura’s Wrath es de los peores juegos a los que he jugado. Pero a cambio, Asura’s Wrath es uno de los animes más entretenidos que he visto. Así, tal cual.

La dirección artística de este juego es una pasada, y la espectacularidad del viaje del dios caído, Asura, hacen que sea una experiencia increíble. Dos guerreros destruyendo la luna a puñetazos mientras suena la 9ª Sinfonía en E menor. Un buda gigante más grande que la tierra, aplastándola con un dedo. Asura’s Wrath mete en una batidora a El puño de la estrella del norte y a Tengen Toppa Gurren Lagann, para darle una vuelta de tuerca a la historia del dios Asura, convirtiendo su caída de deidad a demonio en una venganza.

De todas formas, no puedo terminar esto sin volver a mencionar el tema del DLC… Mirad, no lo apoyo. No me gusta apoyar movimientos así. Pero me declaro culpable, y no me arrepiento de pecar. El episodio final cortado tiene combates que incluso son divertidos de jugar, y las escenas más espectaculares del juego. Una conclusión épica y un broche de oro.

Aún así, os voy a ofrecer una alternativa poco común: Ver el juego en YouTube. Así, tal cual. Si elimináis el mal trago de jugar, la calidad del título mejora exponencialmente.

Pero vamos a ver que los dioses SON ROBOTS. TÍOS. DIOSES ROBOTS. QUÉ MÁS QUERÉIS.

¡Con esto concluye esta nueva entrega! ¿Os ha llamado la atención alguno de estos juegos? ¡Esperamos que sí!

Compártelo

Iván Lerner

Iván Lerner

Madrid. 27 años de edad. Jugón desde los 5 años. Siempre me han interesado todas las plataformas, ya sean consolas de sobremesa, ordenadores o portátiles. Sin preferencia alguna, me dedico siempre a intentar sacar el máximo provecho de todo videojuego que caiga en mis manos. Director de TecnoSlave.

No hay comentarios

deja el tuyo


X