Análisis Skydive: Proximity Flight

El salto BASE, cuyo nombre viene de las siglas B.A.S.E. (Building, Antenna, Span, Earth), se practica desde hace tiempo, siendo una variante del paracaidismo. Para quien no lo sepa, el salto base se realiza desde bajas alturas y siempre se salta desde una plataforma, nunca en vuelo.

De esta vertiente nace también el proximity flight o vuelo de proximidad, que no es más que salto base pero planeando muy cerca de montañas u objetos del entorno, acompañados de un wingsuit, o traje de alas, que ayuda a mantener la altura y planear con facilidad, retrasando la caída y añadiendo velocidad horizontal.

Si unimos proximity flight y videojuego, nace una maravilla como “Skydive: Proximity Flight”, la propuesta jugable de Gaijin Entertainment para nuestras consolas, que nos mantendrá pegados a nuestra tele durante horas.

 

Plataformas: PlayStation 3 y Xbox 360

Género: Arcade/deportivo

Lanzamiento: 2 de Octubre de 2013

Precio: 19,90 €

Desarrolladora: Gaijin Entertainment

Idioma: Castellano

Skydive-Proximity-Flight_1

 

Vuelo de proximidad

Skydive: Proximity Flight resulta un juego muy arcade, que te mete en la acción de manera automática e instantánea. Consigue atraparte entre tu mando (o kinect) y la tele de manera que sólo eres capaz de discernir cuándo debes hacer un movimiento u otro.

Tenemos a nuestra disposición varios modos de juego: desafíos, estilo libre, adrenalina y desafíos de amigos, en los que cualquier amigo que tenga el juego puede retarte a que hagas determinados desafíos.

El modo desafío nos hace un recorrido por los distintos aspectos del juego, nos invita a conocerle, a deleitarnos con sus bondades. Primero nos muestra aspectos básicos, acrobacias y poco después la cosa se pone algo más dura con los desafíos avanzados y las rutas. En cualquier caso, al principio deberemos seguir un recorrido dado, acotado por aros brillantes que nos marcan la ruta y entre los que tendremos que pasar para conseguir la mayor puntuación posible. En trucos básicos aprenderemos a realizar los básicos y a cómo conseguir mayor puntuación. Después la cosa se complica un poco. A la vez que caemos y planeamos, tendremos la suerte de poder realizar acrobacias o trucos cada vez más complicados que te harán levantarte del sitio en más de una ocasión.

En el modo estilo libre, podremos escoger una ruta, unas condiciones climáticas y al personaje que queramos para realizar la ruta y entrenar nuestras acrobacias.
Adrenalina es, quizás, el modo más interesante. Digamos que es el sustituto de un modo carrera. Adrenalina, no es más que el modo competitivo, en que tendremos que quedar los primeros en 4 rutas especificadas contra la máquina. A su vez, para facilitarnos un poco los momentos más complicados, podremos dar marcha atrás al tiempo, algo bastante utilizado ya en juegos de conducción y bastante útil para no perder tan fácilmente. Éste depende de la adrenalina que tengamos y la consumirá, con lo que da para bastante, pero no es infinito. Lo decepcionante es que sólo hay 4 rutas que, aunque son rejugables y muy interesantes, resulta demasiado extraño que haya tan pocas. Cierto es que lo interesante es poder jugar con amigos, pero un modo competición tan corto nos deja un poco sorprendidos.

Skydive-Proximity-Flight_7

Para poder pasar por todos estos modos, sobre todo en el modo adrenalina, tendremos varias maneras de conseguirlo, de ganar o conseguir el objetivo. Y es que la ruta también está al alcance de nuestra vista y podremos elegir por dónde nos viene mejor, a qué altura nos resulta más fácil o si nos conviene más conseguir puntos de adrenalina para ir más rápido o por el contrario evitar la cercanía a las montañas para no tener colisiones.

En este caso, la adrenalina se muestra en forma de una barra a la derecha de la interfaz, que se irá llenando a medida que pasemos tanto por puntos especiales como próximos a las paredes u obstáculos. La adrenalina se utiliza para aumentar la velocidad, y dura unos pocos segundos, lo justo para darnos cierta ventaja o ganarla al que ya vaya por delante.

También, lógicamente, seremos recompensados con puntos, mediante trucos, cada 1000 metros o por vuelos de proximidad, pudiendo realizar combos entre distancia, trucos y proximidad que le dan una mayor variedad, pero quizá menos de la que cabe esperar. El manejo de las rutas y lo intrincado de algunos obstáculos lo hace especialmente divertido y, aunque no hubiera la posibilidad de dar marcha atrás, podríamos buscar una manera de evitar ese tramo que tanto nos complica la carrera.

Al terminar cada trazado o cada salto, se puntuará nuestro aterrizaje y las colisiones que hayamos tenido durante la ruta, que restarán puntos al total.

A la hora de controlarlo, tenemos varias opciones:

  1. Con el mando de PS3 y haciendo gala de gran precisión, controlaremos al personaje mediante el Sixaxis, de un modo nunca visto hasta ahora. Al jugar en este modo, incluso nosotros nos frustraremos ante la suma precisión de sus movimientos y lo fácil que es empezar a dar trompicones de un lado a otro para recuperar la trayectoria.
  2. Con el mando de PS3 o Xbox 360, utilizando los sticks para el movimiento
  3. Con Move o con Kinect

Cada uno tiene sus ventajas, aunque jugar con Sixaxis ha sido totalmente una sorpresa, dado su buena respuesta y lo sorprendente de su precisión. Para los más competitivos, una vez que hayáis probado el sixaxis, quizá prefiráis jugar con control normal, ya que a la hora de jugar escenarios de adrenalina es mucho más fácil de utilizar. En nuestro caso lo hemos probado con el mando de PS3

Skydive-Proximity-Flight_6

En cuanto a los personajes que podemos coger, coexisten profesionales del deporte, como Andrey Karr, Halvor Angvik y Joakim Sommer, con otros como la ardilla voladora, Drácula o Hawk. Cada uno con sus habilidades propias: peso, velocidad y maniobrabilidad. De nuestra elección podrá depender el ganar con facilidad o perder con estrepitosa torpeza.

En términos de dificultad, da la sensación de estar demasiado descompensada. Es bastante fácil avanzar por el modo predeterminado, si bien las rutas o desafíos difíciles nos harán desgastar el botón start para reiniciar la carrera. En cualquier caso, resulta muy adictivo desde el primer momento, algo que no es de extrañar dado el grado de realismo que posee el título.

 

Menudo descenso

Los escenarios son maravillosos. Es lo que más destaca del juego, lo que engancha, lo que nos deja perplejos. La efectividad para reflejar la extraña aleatoriedad natural del entorno será algo que nos dejará boquiabiertos en los momentos más tranquilos del descenso. Si bien han aprovechado la niebla a mucha altura para no dejar que la distancia cargara demasiado el proceso, el juego resulta muy realista y completo. No seremos capaces de evitar mirar alrededor y maravillarnos de las vistas que nos ofrece.

Los movimientos de los personajes son muy naturales, la movilidad del traje con el viento perfecta, pero no podemos decir lo mismo del entorno, que nos mostrará sus texturas más íntimas a poco que nos acerquemos para conseguir nuestros puntos de proximidad. Y lo cierto es que no nos importa. El juego es tan bonito gráficamente que no le hace falta ser tan sumamente preciso ni mover tantas texturas. El traje y los entornos están en perfecta armonía y los movimientos son naturales, aunque, lógicamente, tienen un poco de toque arcade para nuestra diversión y facilidad.

Las cámaras (externa, lateral izquierda y derecha y primera persona) resultan espectaculares, lo que desembocará en una frecuente sensación de estar viendo un descenso real, aunque las laterales son bastante incómodas y, debido a la perspectiva, nos veremos en el suelo con demasiada frecuencia hasta que nos acostumbremos

Skydive-Proximity-Flight_11

Viento

Sin ser un gran alarde de audio, Skydive Proximity Flight nos ofrece la sensación real de estar inmersos en un descenso de tales características. El sonido del traje arropado por el viento es algo que, a pesar de que lo obviaremos con bastante facilidad porque se repite siempre, transmite realismo, aunque desde una perspectiva externa. Puede que se hubiera agradecido algún cambio al poner las distintas cámaras que tiene, como si nosotros estuviéramos en la piel del saltador y no escuchando todo a través de la cámara de su casco o una cámara exterior. Poco más escucharemos, ya que, por lógica, a esa velocidad y altura pocas cosas más podríamos.

La música, a caballo entre lo típico y lo repetitivo, entre el punk más comercial y el rock más soso, conjuga muy bien con el tipo de juego que tenemos entre manos, aunque el reducido catálogo de canciones resultará en una bajada del volumen de música al 0 con unas pocas horas de juego encima.

Skydive-Proximity-Flight_12

Aterrizaje perfecto

Definitivamente es un juego que hay que tener en nuestra colección si queremos conseguir algo distinto para, sobre todo, retar a otras personas y conseguir jugar horas y horas sin enterarnos. Quizá la falta de variedad de escenarios y lo corto que nos resulta sean una desventaja, pero hasta que nos cansemos, es rejugable hasta el extremo. Una experiencia innovadora, necesaria para los fans de este deporte y que escupe un soplo de aire fresco en una industria ahogada por hacer siempre lo mismo. Su pequeña pizca de humor, la belleza de sus escenarios y su extraordinario control, hacen de Skydive: Proximity Flight un juego muy divertido y vistoso, que pasará muy desapercibido, por desgracia, dado el grado de desconocimiento general sobre el salto base y la reducida fama que tiene. Además, nos encanta su precio tan asequible y lo increíble que sería poder utilizarlo con nuestro Oculus Rift (guiño, guiño). Jugadlo y dejad que os atrape.

[analisis imagen=”https://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2013/11/Destacada_Skydive-Proximity-Flight.jpg” jugabilidad=”9″ historia=”–” graficos=”9″ sonido=”7″]

Compártelo

Héctor Morales

Técnico de sonido aficionado a los videojuegos desde los 5 años. Amante del universo Silent Hill y de cualquier survival horror. Escribo y compongo en ratos libres, además de vivir en las más absoluta absurdez mental. Bienvenidos a mi mundo

No hay comentarios

deja el tuyo


X