Portada DestacadosAnálisis ANÁLISIS | Kero Blaster, tiempos pasados fueron mejores