SpeedThru: Potzol’s Puzzle, temática azteca para 3DS

SpeedThru: Potzol’s Puzzle nos pone en contexto para disfrutar de los puzles con una trama muy simple: Kaotl, dios de la destrucción, ha robado el corazón de Creatl, dios de la creación; y ha separado el mundo en tres tierras. Nuestro objetivo es seguir las directrices de Potzol, el leal siervo de Creatl, para restaurar el mundo de los espíritus recopilando todos los corazones escondidos en cada nivel.

No necesitaremos saber más para ponernos a jugar a través de sus 90 niveles. La jugabilidad recuerda en ciertos aspectos al clásico Blockout, ya que haremos uso de las tres dimensiones para situar las piezas, que representan a los guardianes, para encajarlos en los muros según sea conveniente y de esta forma conseguir los corazones que se encuentran al otro lado.
Como añadido el juego también cuenta con modos para dos jugadores, tanto local como en la misma consola.

La originalidad en el modo de juego está en que no valdrá solo con encajar las piezas en los huecos, sino que a veces los huecos serán más grandes que nuestra pieza.

¿Entonces qué? Pues muy sencillo, en SpeedThru no solo tendremos que tener en cuenta la figura con la que jugamos y su rotación, sino que además tan importante como esto será su sombra. Según rotemos la figura iremos dejando la impronta de esta sombra y completando el hueco, y de esta forma si hemos sido buenos estrategas podremos hacernos con todos los corazones de una vez.

image-16033

Además como es común en este tipo de juegos la diversión no se encontrará solo en superar los niveles, sino que factores como la velocidad o la precisión nos proporcionarán mejores puntuaciones. Lo que puede resultar un punto clave a la hora de la rejugabilidad según nos propongamos mejorar nuestros tiempos y puntuaciones.

image-16034

El juego estará disponible en la eShop de 3DS a partir del próximo 5 de Abril al precio de 6€.

Para más información visita su página oficial en la web de Nintendo.

Compártelo

Carmen Bellido

Inquieta por naturaleza, tener múltiples aficiones es un efecto natural de ello. El día en que toqué un ordenador con Prince of Persia en blanco y negro fue el comienzo de todo. El reto de saber hasta donde puedo llegar haciendo lo que me gusta me llevó a TecnoSlave.

No hay comentarios

deja el tuyo