Los inicios de Quantic Dream, los creadores de películas interactivas

Repasando por supuesto su último lanzamiento en 2010, hablamos de Heavy Rain, y su nuevo y anhelado proyecto, “Kara“.

image-13916

Quantic Dream es una empresa fundada en 1997, dedicada al desarrollo de videojuegos, pero ellos han decidido desde siempre apostar por otro tipo de juego. Se podría decir que esta empresa denota originalidad en cada uno de sus títulos, consiguiendo que el usuario no pueda dejar de jugar una vez ha insertado el disco. Son de los mejores guionistas a la hora de hacer sus videojuegos y la puesta en escena no puede ser mejor.

Hace apenas unas horas, nuestro compañero Khoury nos ha hablado de “Kara“, el nuevo proyecto de la susodicha empresa y nos ha dejado un vídeo con algunas escenas sacadas ya del mismo videojuego, en ellas se puede apreciar un potencial gráfico difícil de ver en el mundo de las videoconsolas.

Esta vez vamos a hacer una línea del tiempo inversa, hemos empezado hablando de este nuevo proyecto que nos tiene ansiosos a todos, pero Quantic Dream tiene a su merced un par de títulos más que destacables, empezaremos hablando de Heavy Rain, un juego que fue muy bien aceptado por la crítica, ya que la mezcla entre cine y videojuego con gráficos de alta resolución fue todo un bombazo. La prensa aceptó ese videojuego, y en ventas arrasó hasta cierto punto, que a día de hoy ya ha sobrepasado los dos millones de unidades vendidas, cuándo el más optimista de los desarrolladores apostaba por no llegar a las 300.000 copias.

image-13917

Heavy Rain es un auténtico thriller cargado de acción y suspense desde el inicio hasta su final. En él encarnaremos a cuatro personajes distintos, un padre de familia en que los recientes acontecimientos le giran la vida por completo, una periodista que se verá implicada en una misteriosa trama de asesinatos, un detective privado y por supuesto, un agente del FBI al cargo de todo. Todos ellos estarán relacionados en el misterioso caso del “asesino del origami” de una forma bastante peculiar y extravagante en algún caso,

Eso sin contar los numerosos personajes secundarios, que como en cada buena película, abundan y cada uno tiene su carácter y su personalidad. Ya sólo con eso, podemos decir que es un juego muy rico en matices, pero si a lo dicho le sumamos unos gráficos de infarto y por supuesto, una banda sonora acorde con el nivel del juego, nos crean una de las mejores películas que hayamos visto.

image-13918

Quantic Dream es una empresa que siempre ha apostado por la innovación, y ha “inventado” un estilo de juego totalmente nuevo, con unos controles fáciles e intuitivos, que consiguen hacerte olvidar que estás jugando a la consola y te centras totalmente en ver la tele. Las escenas de acción de sus videojuegos están dotadas de gran realismo, y al ser muy sencillas de controlar, consiguen que el usuario pueda fijar su atención en todo lo que rodea a los protagonistas, así consiguen plasmar todo lo que les apetece en la pantalla, llenándola de detalles que los entendidos en cine serían capaces de confundir con “atrezzo”.

Evidentemente, la banda sonora de sus obras está a la par, y en Heavy Rain, Quantic Dream contactó con Norman Corbeil, ni más ni menos que un compositor que en ese momento ya contaba con más de 30 bandas sonoras de películas en sus espaldas, así pues, lo que hay que tener claro al comprar un juego de esta empresa, es que han mimado todos y cada uno de los detalles de sus títulos, dotándolos de una personalidad única.

image-13919

Los títulos de Quantic Dream no son juegos de habilidad, sino de empatía emocional y compenetración con el personaje que estemos llevando. Nos intentan demostrar en cada entrega que no hay decisiones buenas ni malas, simplemente son decisiones que nos llevarán hasta dónde las consecuencias de tus actos tengan que llevarte. La implementación de tener un modo de final abierto en sus entregas, hacen que los juegos de Quantic Dream sean 100 % re-jugables, ya que cuándo algo sale mal, el juego simplemente sigue adelante, y con ello llegarás a un final, pero quizás no es el que buscabas… Puedes ir jugando el juego varias veces y es muy probable que en cada una de ellas encuentras secuencias inéditas para tus ojos.

image-13920

En resumen, Heavy Rain fue ganador de los premios “Mejor Banda Sonora Original”, “Mejor Historia” y “Mejor innovación técnica” en los premios BAFTA (Bristish Academy of Film and Television Arts) del año 2011, si queréis corroborarlo no hay más que jugarlo.

Y cómo no, toda epopeya tiene sus inicios, y la de Quantic Dream empieza aquí, en una aventura como pocas, donde la empatía es fundamental y tal y como he explicado antes,cada acción tiene su consecuencia, algo que en muy pocos juegos he visto, y en ninguno con tanto lujo de detalle como éste. Si señores, os estoy hablando de Fahernheit, o para los yankees, Indigo Prophecy.

En este artículo, analizaremos este juego, -¿me permitís llamarle película por favor? es más que digno de merecer este sustantivo- para así poder dar un poco de énfasis a los primeros pasos de Quantic Dream en el mundo de los videojuegos, y veréis que la filosofía no ha cambiado respecto a la actualidad, lo único que ha cambiado es el hardware. En este título encarnaremos básicamente a los tres principales protagonistas, por un lado Lucas Kane, alguien normal, como podríamos ser tú o yo, con su trabajo y su vida personal, algo tocada por una reciente separación sentimental que lo ha dejado algo hundido… El pobre Lucas no sabe que su vida está a punto de cambiar radicalmente cuándo entra en un bar… También llevaremos a Carla Valenti y a Tyler Miles, dos inspectores de policía que estarán al cargo de un extraño caso de homicidio.

Y hasta aquí, lo que es la sinopsis principal de esta maravillosa película interactiva cargada a rebosar de acción, giros de trama, escenas picantes e incluso un par de escenas de sexo, una de ellas oculta, peleas, misterio, amor, ficción, drama… En fin, puedo asegurar que es de los juegos más completos que encontraréis en el mercado.

Los gráficos van acorde a la época en la que salió, el año 2005, no esperéis empezar el juego y ver unos gráficos que te tumban, pero sí muy bien conseguidos y ambientados en una Nueva York de invierno, a la vez que en incontables interiores de edificios. Es correcto destacar que en el juego varias veces nos sorprenderán con múltiples escenas en pantalla, para así dar profundidad al juego y asimilarlo cada vez más a un largometraje. La iluminación es sublime, consiguiendo que entres en la partida y empatices a la perfección lo que siente tu personaje.

image-13921

Una de las cosas a destacar es, sin duda, la banda sonora del juego, creada por un grupo estadounidense llamado Theory of a Dead Man, que aprovecharon para promocionar todo el álbum llamado Gasoline, y destacando como canción principal del juego la de los créditos, Santa Monica. Sin duda, la música es algo que te hace ver que no se trata de un juego, sino de una película. Aparte del apartado musical, me refiero a las canciones de Theory of a Dead Man, la ambientación sonora es increíble, hasta llegar a provocar miedo, o sensación de paranoia en muchos casos, ¡brutal jugarlo con las luces apagadas y un par de velitas! Y por cierto, buscad bien porque el juego está traducido y doblado al castellano.

image-13922

Y ,cómo no, la jugabilidad de este título es algo a tener muy en cuenta, ya que posee varios finales y un control exquisito, ya que en casi todo el juego utilizaremos los dos sticks y los botones L y R de nuestro mando, lo veréis pobre, pero podéis hacer un sinfín de movimientos, desde dar una patada al aire, encaramaros en una tubería pegada a la pared o hasta fijaros en una pequeña foto de família en la estantería más remota de un apartamento. También creo que seria bueno destacar que en este juego es muy importante el “bienestar” de tu personaje, cualquiera de los tres, ya que puede sufrir estrés, puede tener miedo, o estar tan cansado que no pueda ni ponerse en pié. Así como los distintos minijuegos, para llamarlo así, ya que en Fahrenheit aparte de la historia principal, podremos hacer cosas como, jugar al escondite, una pachanga de baloncesto, un combate amistoso, ir al gimnasio, emular a Keith Richards, cargaros una relación, o depende de como os lo curréis, “reconciliar una pareja” ¡con todo lo que eso conlleva!

Por cierto, no os preocupéis en guardar la partida cada dos minutos, tal como buena película que es, va por escenas donde podemos escoger personaje, y cada escena es repetible cuantas veces quieras.

image-13923

Y os he dejado una de las escenas “picantonas” del juego ¡para que veáis si soy bueno! En fin, la mezcla perfecta de todos los elementos de una película, hace de Fahreheit un juego ÚNICO, que si tenéis la posibilidad de adquirir, ¡no lo dejéis pasar por alto u os arrepentiréis!
Lo encontraréis en Xbox Live Arcade por sólo 800 puntos!

CONCLUSIÓN

Quantic Dream es una empresa que ha conseguido aparecer desde la nada, que sin la necesidad de tener un catálogo de cientos de entregas, ha conseguido que cada una de sus obras se convierta en un éxito de ventas, y algo más difícil, en auténticos juegos de culto.Ha sabido innovar siempre y también respetar lo que les ha hecho ser grandes, por lo que ahora, en lo que será su tercera entrega “cinematográfica”, ha conseguido movilizar a toda la industria del videojuego dejándonos a todos en ascuas para ver cuál es la siguiente trama que se les ha pasado por la cabeza.

Poco a poco, esta empresa está consiguiendo que sus juegos se conviertan en un “must have” y no dejan de ganar adeptos y engordar las listas de ventas, incluso años después de el lanzamiento de sus obras.

Esperemos que la espera no sea en vano, y Quantic Dream siga sorprendiéndonos a todos con ese buen gusto que sólo ellos saben hacer.

Compártelo

Jordi Hinojosa

Cosecha del 85 y afincado en el corazón de la Cataluña profunda, todo un apasionado del mundo de los videojuegos desde los 3 años, aquí estoy para contar todo lo que sé y me gusta del mundo del videojuego, para un "gamer" desde el punto de vista de un "gamer".

No hay comentarios

deja el tuyo