Un ex-empleado de Irrational Games carga contra 2K

Es sabido por muchos del mundo de los videojuegos que los empleados vienen y van. A veces propiciando una buena sinergia entre compañías, y otras veces creando conflictos muy graves que pueden perjudicar al empleado, a las compañías y, en última instancia, a los consumidores. Lo que os traemos hoy es un caso de esa segunda categoría, y afecta a dos pesos pesados de la industria: Irrational Games, creadores de la saga BioShock, y 2K.

irrational-games-tecnoslave-cuerpo

En una carta anónima publicada en el portal Hackernoon, un antiguo trabajador de Irrational explica la debacle que supuso la adquisición de la compañía por parte de 2K, después de haber sido comprados en primer lugar por Take-Two Interactive. Durante los años que ha estado bajo su mando, han sufrido cambios de nombre, traslados, reestructuraciones y otros problemas de gran índole.

Irrational Games, bajo el nombre de 2K Boston y 2k Australia, produjo y creó una de las sagas más codiciadas de la historia de los videojuegos: BioShock. Y sin duda la central de 2K fue la mejor beneficiada. Pero el lanzamiento de The Bureau: XCOM Declassified fue un fracaso ajeno a ellos. Y lo explica de esta manera:

¿Queréis saber por qué The Bureau pinchó? Yo lo sé, estuve ahí. Fue porque […] es el único título donde la central de 2K se vio obligada a meter la mano […] y tomaron totalmente el control creativo de las manos de los desarrolladores, incluso yendo tan lejos como para cambiar el nombre del estudio a “2K Marin, Australia”… Solo para averiguar que el estudio australiano ya no estaba a cargo del proyecto.

Errores de este tipo son los que destripan en esta carta decidida, ciertamente a poner los puntos sobre las íes a una compañía de este calibre. Una compañía que se puede “permitir” perder estudios y sus trabajos solo porque tiene las arcas cubiertas por parte de Firaxis y Visual Concepts (Creadores de las sagas Civilitation y NBA 2K), cuyos juegos siempre les sale rentables cada año.

El único que saltó a la palestra en defensa por parte de Irrational fue Kevin Levine, director de Bioshock Infinite. Y la recompensa por las enormes ventas de las tres entregas de la saga, junto con la creación de Borderlands: The Pre-Sequel (mas de 15 millones de juegos vendidos entre los 4 juegos) fue la desmantelación casi absoluta de los estudios. Un movimiento que es criticado duramente por el creador de la carta, y que mucha gente ve como una jugada muy sucia.

La carta se despide con una declaración muy directa:

Esta carta es un cierre para mí. Ahora os digo que nunca trabajé para 2K. Trabajé para Irrational Games. 2K no me tendrá, ni a mis amigos. Han destruido nuestros modos de vida y no tendrán una segunda oportunidad para hacerlo jamás.

Podéis ver el artículo entero pinchando en este enlace. Y ahora os dejamos con una pregunta: ¿Ha sido este ex-empleado muy directo innecesariamente? ¿O ha dicho nada más que la verdad de un sistema que le ha costado una década de su trabajo? Dejaremos que vosotros decidáis.

Compártelo

Maximilian

Maximilian

Joven no tan joven de los 90 con ligeros toques de frikismo y grandes dosis de consolas. Manga, anime, comics, libros... Si atrae, lo leo. Dando caña a los botones desde la SNES y continuando hasta la Ps4. ¡Y lo que queda!

No hay comentarios

deja el tuyo