Análisis Ys: The Oath in Felghana

Ys III: Wanderers from Ys, fue la versión original de Ys: The Oath in Felghana, originalmente siendo un título de varias plataformas como puede ser la MSX2 o el NEC-PC8801.

En esta versión, se nos da una conversión total del juego con nueva música, gráficos, mejoras de jugabilidad, pero la misma trama que categoriza a la saga de Ys; algo sencillo, aunque suficiente para que el jugador se sienta completamente sumergido en el mundo de Ys.

Ya que hay diferentes versiones del título, he de aclarar que estaré hablando de la versión de PC recientemente lanzada en Steam; no de la versión original de PC, ni de la release que hubo para PSP.

JUGABILIDAD

La jugabilidad de Ys siempre ha sido el plato fuerte de los juegos. Se trata de combates en tiempo real, mezclando combate con espadas y diferentes hechizos, con combos bastante simplistas pero cuyo fin es el de hacer que vayamos matando a hordas y hordas de bichos hasta llegar a nuestro destino.

Photobucket

Contaremos con un solo botón para los ataques con la espada, los cuales serán rápidos y nos permitirán acabar con nuestros enemigos de manera muy satisfactoria; podremos atacarles desde el suelo, en el aire o hacer un ataque con caída mientras saltamos, que tendrá como resultado el que los enemigos se queden atontados durante un rato; suficiente para asestarles golpes críticos que acaben con sus vidas.

Como ya he mencionado, además del combate con espada, podremos usar diferentes hechizos, éstos se conseguirán a lo largo de la historia por medio de brazaletes elementales, que podremos ir mejorando consiguiendo piedras preciosas (Rubíes, Esmeraldas y Topacios), que nos ayudarán a que se conviertan en parte de los elementos principales de nuestro combate contra las fuerzas del mal.

La dificultad del título es muy cambiante, ya que tenemos la posibilidad de matar muchos bichos y subir niveles si queremos, pero a medida que subamos obteniendo experiencia de los mismos bichos, menos puntos nos irán dando; de manera que podremos entrenar hasta llegar a sobrepasar ligeramente el nivel de los enemigos que nos encontraremos en la siguiente mazmorra, pero no podremos estar siempre matando enemigos de nivel bajo para tener un nivelazo y que el resto del juego sea pan comido. Además de eso, las áreas nuevas tendrán enemigos diferentes, con sus correspondientes poderes y estrategias únicas; a algunos tendremos que golpearlos sin más, otros son débiles a un tipo de magia específica, habrá que aturdir a otros… todo esto mientras lidiamos con el resto de adversarios que quieran detener nuestro avance.

El juego se divide en varias mazmorras, que comparten un mundo superior, o hub, para que podamos ir de una a otra. También habrá una ciudad, donde nos darán algunas quests secundarias (aunque no muchas) y podremos comprar objetos, armas o incluso mejorar nuestro equipo usando Raval Ores; las cuales también podremos vender para sacarnos algún dinerillo extra y gastarlo en la tienda.

Photobucket

Habrá algunos puzzles, pero no extremadamente complicados, ya que el juego se centra mucho en la acción.

Las mazmorras son muy grandes, y con bastantes secretos que nos harán volver una y otra vez para satisfacer nuestra curiosidad. Al final de cada una de ellas habrá un jefe final; pero no serán las únicas pelea de jefe que tendremos que superar. Estos encuentros son bastante difíciles, ya que la dificultad del juego (en modo Normal) incrementa bastante rápido; tendremos que usar tanto nuestras magias, como la espada y nuestra habilidad para memorizar patrones de ataque y esquivar complicadas técnicas si no queremos ser derrotados.

Photobucket

Hay varios objetos que podrán ser usados, algunos solo servirán una vez (como los Elixires, que aumentarán nuestro total de HP) y otros tendrán usos ilimitados. Las maneras de conseguirlos son muy dispares, podremos comprarlos, encontrarlos en cofres a lo largo de las mazmorras o que nos los den los diferentes personajes que pueblan Felghana.

TRAMA

Como ya he dicho, la trama es casi una excusa para ponernos en la piel de Adol Christin (o Adol, el Rojo, por el color de su pelo) que evitará, de manera muy heroica, que el mal se alce con la victoria. A lo largo del argumento del juego, se nos presentarán traiciones, giros y unas cuantas sorpresas que harán que la historia no sea solo un fondo para el juego, si no que nos mantendrán enganchados, aunque ésta sea bastante pasable.

Photobucket

El juego comienza con Adol llegando a Felghana, lugar de nacimiento de su compañero Dogi; pornto, descubrirán que su tierra natal no es tal y como él la recordaba, ya que ahora está poblada de peligrosisímos monstruos que pondrán en peligro la vida de los aldeanos. A medida que avance la trama, se verá que hay una razón oculta para ello, y deberá ser derrotada antes de que todo acabe en una de las tragedias más grandes que el mundo haya conocido.

Cabe destacar, que esto es típico de los juegos de la saga de Ys, en todos ellos se nos da una visión muy simple de lo que está pasando y una misión de grandes proporciones que debemos completar.

Además de la trama principal del juego, los aldeanos que podamos ayudar nos irán hablando un poco del mundo en el que estamos, y podremos ir descubriendo algunos de sus secretos y vivencias pasadas, lo que nos ayudará a integrarnos un poco en Felghana y nos servirá como descanso entre mazmorra y mazmorra. Es recomendable hacer las tareas que nos vayan pidiendo éstos, ya que nos otorgarán logros (en la versión de Steam) y algunos objetos que nos podrán ser muy útiles cuando tengamos el agua al cuello.

GRÁFICOS

Los gráficos del juego son muy sencillitos, tengamos en cuenta que es un título que salió para PC en el año 2005 (aunque la release de Steam haya sido hace bastante poco), pero cumplen con su cometido. Mezclan una estética de JRPG en 2D con unos escenarios (y jefes) en 3D. Los efectos de las magias, iluminación, etc también nos dan el aire de 3D, lo que hace que todo sea muy agradable para la vista.

Photobucket

La estética de los personajes y enemigos es muy de estilo anime, pero más bien tirando a una estética clásica, típica de juegos que tratan de grandes aventuras.  El diseño de los enemigos es imaginativo, sobre todo en el caso de los jefes finales, y encontraremos una gran variedad a lo largo de todas las mazmorras, evitando así que nos encontremos con las mismas criaturas con algunos colores cambiados para simbolizar que son más fuertes ahora.

SONIDO

Este apartado es bastante bueno, sobre todo cuando tenemos en consideración la calidad de la banda sonora del juego; que nos llevará de vuelta a aquellos días en los que no se necesitaban grandes orquestas para componer algo que nos sumergiese en una aventura épica.

Aquí tenemos un ejemplo de la calidad de la banda sonora. A mi parecer, es perfecta para con la estética y el “feeling” en general del juego, dándonos exactamente lo que necesitamos para estar aún más inmersos en el mundo de Felghana.

Los efectos sonoros son normalotes, y el juego no cuenta con voces, al contrario que la versión de PSP; aunque tampoco se echan de menos, ya que es una de esas aventuras que tampoco necesitan un doblaje para mantenernos enganchado.

CONCLUSIÓN

Ys: The Oath in Felghana es un gran título, y vale la pena que lo prueben personas que hayan disfrutado de títulos de este estilo, e incluso menos centrados en el combate (como pueden ser Alundra y los Zelda clásicos).

A las personas que les guste este tipo de juegos, los enganchará de principio a fin, sin excepción; y tanto su argumento, como su sistema de combate no decepcionarán, haciendo que sea uno de los juegos más divertidos que he probado en Steam en los últimos meses.

[analisis imagen=”http://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2012/04/ivan1-300×100.jpg” jugabilidad=”9″ historia=”6.5″ graficos=”7.5″ sonido=”9″ ]

Compártelo

Iván Lerner

Iván Lerner

Madrid. 27 años de edad. Jugón desde los 5 años. Siempre me han interesado todas las plataformas, ya sean consolas de sobremesa, ordenadores o portátiles. Sin preferencia alguna, me dedico siempre a intentar sacar el máximo provecho de todo videojuego que caiga en mis manos. Director de TecnoSlave.

No hay comentarios

deja el tuyo