Análisis Wipeout 2048

Cada vez que sale una nueva consola de Sony, Liverpool Studios aprovecha para lanzar una versión de su afamada saga de conducción futurista Wipeout. Esta vez, con Ps Vita, nos traen Wipeout 2048, uno de los juegos más ambiciosos y completos del catálogo inicial de la nueva portátil, pero vayamos por partes, ya que merece la pena atender de manera especial cada uno de sus apartados, cuidados hasta el extremo.

image-13532

Wipeout es una franquicia que se ha caracterizado, normalmente, por exigir precisión, habilidad y rapidez mental al jugador. Por hacernos evolucionar poco a poco en el control de las naves, hasta conseguir superar los niveles de más dificultad con los requisitos adecuados, cosa que realmente puede llegar a frustrar si no tenemos cierta paciencia. En este caso, el juego es más cuidadoso en ese sentido, aportando una curva de dificultad que nos hará aprender de manera progresiva y engancharnos sin remedio para querer superar todos los niveles, que son muchos, con todos los objetivos disponibles. Para ello, es de agradecer el buen control que nos aporta el stick de Ps Vita, ya que realmente mejora la experiencia con respecto a otras versiones portátiles, como las aparecidas en PSP. En esta ocasión, también podremos usar el giroscópio y el acelerómetro para controlar las naves, pero no es muy recomendable ya que la precisión se ve reducida con respecto al manejo de los sticks.

La campaña principal, nos llevará a través de diferentes divisiones, cada una con un buen puñado de fases, donde para avanzar será necesario conseguir un pase que se nos otorga al superar el objetivo mínimo de cada misión, como puede ser, por ejemplo, alcanzar un determinado crono o quedar en un determinado puesto en una carrera, pero en esto profundizaremos más adelante. Conseguir este pase, no es demasiado difícil, aunque a partir de la segunda división puede que los menos expertos en este tipo de juegos, empiecen a sudar un poco. Donde se encuentra el verdadero reto del juego, es en conseguir los llamados pases de élite, cuyos objetivos se intensificarán notablemente  con respecto a los citados anteriormente.  Conseguir todos los pases de élite nos llevará innumerables horas, pero os aseguro que en algunas fases es realmente gratificante ver ese icono amarillo, en la parte superior de la pantalla, que nos indica que lo hemos logrado: os hará saltar de la silla. Una cosa que nos ha encantado es que, antes de entrar en cada nivel, podemos ver que marcas  han conseguido nuestros amigos, con lo que el piqué es mayúsculo al ver que nos han superado y el juego se encarga de ello al avisarnos expresamente cuando eso suceda.

Existen 4 modos de juego en la campaña para un solo jugador, que se irán alternado en cada división.  En la carrera, tendremos que competir a la máxima velocidad para llegar antes que nuestros rivales a la meta, pudiendo usar armas, atajos y todo tipo de artimañas que nos faciliten el camino.  Este es el modo clásico y probablemente el más divertido de todos. También, encontramos el modo combate, donde nuestro principal objetivo será destruir  el resto de vehículos para sumar el mayor número de puntos posibles. Aquí, podemos girar en todas direcciones con lo que no habrá un sentido único, ni número de vueltas determinado, el juego finalizará cuando el tiempo se agote. La contrarreloj, simplemente nos premiará por alcanzar un tiempo determinado. Por último, existe un modo llamado zona en el que no podremos acelerar ni frenar, ya que la nave irá aumentando de velocidad de forma progresiva. Nuestro único objetivo será mantenernos dentro de la pista el máximo tiempo posible, sin que nuestro vehículo se destruya.  En este tipo de fases también contaremos con un enemigo añadido, ya que el escenario se llenará de colores y psicodelia  de forma que no siempre quedará claro el camino a seguir.  Este tipo de fases resultan demasiado pesadas, si tenemos que repetirlas más de una vez por que, además, suelen ser bastante largas.

image-13533

Al ir superando las fases, nos irán premiado con nuevas naves, que podemos utilizar a nuestro antojo tanto en el modo campaña como en el multijugador. Hay 20 vehículos desbloqueables, cada una con sus propias habilidades (velocidad, conducción, salud y potencia de fuego) que variarán dependiendo de a que categoría pertenezcan: velocidad, agilidad o luchador. También existen desafíos especiales escondidos por el mapa, donde desbloquearemos las naves prototipo, cuyas habilidades son secretas, ya que cada una alberga un poder especial que las hace únicas. Evidentemente, el ir superando las fases dependerá de nuestra habilidad al utilizar las naves, pero su correcta elección también será fundamental para conseguir los objetivos más difíciles.

 Solo con el modo campaña, Wipeout sería un juego excelente, largo y muy recomendable, pero es que, además, tiene uno de los modos multijugador más extensos y completos que recuerde en plataforma alguna. Se trata de una nueva campaña, esta vez con 20 divisiones repletas de fases, donde para avanzar tendremos que seguir cumpliendo objetivos, como en el modo individual, pero esta vez enfrentándonos contra jugadores online. Esto no sería tan divertido, si no fuera por que las partidas son igual de fluidas e intensas que en la campaña para un jugador, sin presencia de lag, y eso que el nivel de explosiones y coches disparando que se pueden juntar de forma simultánea, haría temblar al más pintado. Además, los servidores son muy sólidos, no he tenido que abandonar ni una sola partida de las decenas que he jugado, y es muy sencillo encontrar oponentes sin apenas tiempos de espera.  Hay que decir que, aquí solo dispondremos del modo carrera y combate, algo lógico pues los otros dos carecerían de sentido en un modo competitivo.  Para rematar este completísimo apartado, tenemos la posibilidad de jugar partidas cruzadas con usuarios de PS3, que dispongan de Wipeout HD.

Con todo esto, la duración del título es incalculable, podréis estar meses jugando para completarlo todo, y el online es casi infinito. Además tiene el aliciente de la subida de nivel, acumulando los puntos que consigamos tanto en individual como en multijugador, con lo que se convierte, sin duda, en el juego más extenso de todo el catálogo de Ps Vita. Como punto negativo, es verdad, que se repiten algunos circuitos de versiones anteriores y que, en general, el número total no es demasiado elevado, pero desde Sony ya se ha confirmado que habrá Dlc´s en breves y, lo mejor de todo, serán gratuitos.

image-13534

El apartado gráfico de este Wipeout es impecable, se ha hablado mucho acerca de los 30 fps a los que corre el juego, a diferencia de los 60 de la versión para PS3, pero os puedo asegurar que es una banalidad en comparación con todo lo que ofrece a nivel técnico, y un detalle prácticamente inapreciable al ver la fluidez con que se mueve todo. Explosiones, efectos de partículas, muchas naves en pantalla… todo se muestra con una naturalidad, que para apreciar que corre a 30 fps tendríamos que hacer una prueba de rendimiento, de otro modo, el resultado es espectacular. Es verdad, que el nivel de brillo y nitidez que alcanza el juego no es comparable con Uncharted Golden Abbys, por ejemplo, pero aun así la resolución tanto de las texturas como del juego en general es altísima y todo esta ajustado a la medida de lo que el título necesita.

Por otra parte, la recreación de naves y escenarios es brillante. En cuanto a la primeras, decir que la variedad en el diseño nos ha encantado, a veces nos gustarán tanto determinados vehículos que querremos elegirlos siempre, aunque debido a sus características no sea el más conveniente para según que carrera. Por su parte, los escenarios, aunque encontraremos alguno de anteriores Wipeout, son muy variados, con la inclusión de elementos más convencionales, vegetación, edificios… acercando la saga a un ambiente más urbano, aunque con el toque futurista que ha caracterizado siempre a la franquicia. Mención especial merece la fase “Sol”, donde os parecerá estar corriendo sobre una montaña rusa de proporciones kilométricas, un espectáculo visual, donde incluso tendremos sensación de vértigo al recorrer las estrechas carreteras, sin barreras, que transcurren por el cielo de una ciudad que se pierde bajo nuestros pies.

Normalmente, los menús no son un apartado a mencionar cuando nos referimos a el aspecto técnico de un juego, pero es que en este caso, Studio Liverpool ha realizado un trabajo excepcional en la creación y diseño de los mapas que tendremos que recorrer para ir avanzado. Además, todo el entorno y las diferentes transiciones son muy intuitivas y desplazarnos con el control táctil por la pantalla, es todo un gustazo. Hasta en este sentido, se ha puesto un especial cuidado en el desarrollo del título y, sinceramente, es de agradecer.

image-13535

Sin duda, el apartado más polémico de este nuevo Wipeout ha sido  el de los tiempos de carga. Muchos han puesto el grito en el cielo por los interminables tiempos de espera para iniciar las fases, pero sin especificar ni aportar dato alguno. Pues bien, contando con que las pruebas del juego se han realizado con la versión retail (descargable) y cargando la partida desde una tarjeta de 16gb, la que parece prestar mejor rendimiento, los tiempos de carga están  siempre entre los 15 y los 20 segundos, nunca superando estos, por lo que no nos parece un dato de peso como para considerarlo un aspecto negativo ni criticable del juego. A pesar de esto, hay que añadir que el resultado ha mejorado con la última actualización, y que se promete, desde Sony, que seguirán trabajando en ello para reducir los tiempos aún más, por lo que no debéis preocuparos en este sentido.

Otro de los puntos fuertes de este Wipeout 2048, es su banda sonora que hará las delicias de los amantes de la música electrónica más cañera. Encontraremos grandes temas como “Invaders Must Die” de Prodigy o “Electronic Battle Weapon 3” de The Chemical Brothers. Además, han participado otros compositores como Noisia o DJ Fresh con lo que la BSO resulta variada y contundente de principio a fin. Si que hemos echado en falta un mayor número de tracks ya que, al ser un juego al que dedicaremos tantas horas, puede que lleguen a repetirse demasiado. Pero no os preocupéis por que, gracias a las posibilidades multitarea de Ps Vita, podremos escuchar nuestra música almacenada en la consola mientras jugamos, una función que se agradece mucho en este tipo de juegos. Además, los efectos de sonido, son un complemento perfecto para las vertiginosas carreras que, junto a las canciones que hemos mencionado anteriormente, nos sumergirán de lleno en cada partida que juguemos. Por tanto, como solemos decir en estos casos, se trata de otro título para jugarlo con unos buenos cascos, que nos permitan disfrutar del gran alarde audiovisual que es este producto en su conjunto.

Conclusión

Wipeout 2048 es ese juego que hay que tener si disponemos de una PS Vita. Puede que no seas amante de la velocidad, o que los desarrollos arcade tampoco os convenzan demasiado, quizás, nunca os llamo mucho la atención la saga y lo miréis con recelo. Nada de eso importa, una vez que empecéis a jugar, el juego se encargará de convenceros poco a poco,  ya que el trabajo bien hecho es su seña de identidad y la diversión su punto más fuerte. Además, es un juego que es digno de contemplar, queramos correr o no, ya que su apartado gráfico y su increíble banda sonora os conquistarán desde el inicio. Por si fuera poco, el juego se encuentra a un precio más que asequible y, los que compraron la consola en su versión 3G, lo podrán disfrutar como regalo de bienvenida: un lujazo vaya.

[analisis imagen=”http://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2012/03/portada-wipeout-160×80.png” jugabilidad=”9″ historia=”-” graficos=”9″ sonido=”9″]

Compártelo

2 comments

deja el tuyo
  1. Javier de la Vega Eder 10 marzo, 2012 at 13:55 Responder

    Aunque la gente tiende a compararlo con el F-Zero X de Nintendo, yo pienso que Wipeout siempre ha tenido algo único y propio que, al menos para mí, le ha dado esa sensación de velocidad y subidón de adrenalina que le ha faltado siempre al F-Zero.

Post a new comment