ANÁLISIS | Watch Dogs 2

Watch Dogs 2 se presenta como la revolucionaria idea que se llevó a cabo con muy mala ejecución en su triste y gris primera parte, ¿San Francisco será su redención? ¿Será suficiente para que esta franquicia remonte el vuelo?

Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4 y Xbox One.

Versión analizada: PC.

Género: Acción y aventura en tercera persona.

Desarrollador: Ubisoft Montreal.

Distribuidor: Ubisoft.

Fecha de lanzamiento: 29 de noviembre.

Idioma (el doblaje y el texto): Castellano.

Precio (de lanzamiento): 59.95 € (Estándar), 89.99 € (Gold Edition), 109.95 € (San Francisco Edition), 139.95 € (Wrench Jr. Edition) y 149,99 € (Return of DedSec Edition).

Requisitos del sistema (Steam):

Mínimos:

  • Sistema Operativo: Windows 7 SP1/Windows 8.1/Windows 10 (64 bits)
  • Procesador: Intel Core i5 2400 /AMD FX 6100
  • Memoria: 6 GB RAM.
  • Procesador gráfico: NVIDIA GeForce GTX 660 (2GB VRAM)/AMD Radeon HD7870 (2GB VRAM) o mejor
  • DirectX: Version 11.
  • Red: Conexión de banda ancha a Internet.
  • Disco duro: 50 GB de espacio disponible.
  • Tarjeta de sonido: Compatible con DirectX.

Recomendados:

  • Sistema Operativo: Windows 7 SP1/Windows 8.1/Windows 10 (64 bits)
  • Procesador: Intel Core i5 3470/AMD FX 8120
  • Memoria: 8 GB RAM.
  • Procesador gráfico: NVIDIA GeForce GTX 780/AMD Radeon R9 290 o mejor
  • DirectX: Version 11.
  • Red: Conexión de banda ancha a Internet.
  • Disco duro: 50 GB de espacio disponible.
  • Tarjeta de sonido: Compatible con DirectX.

Adicionales: Se puede utilizar los periféricos de control de Xbox One o PlayStation 4, o teclado y ratón en la versión de PC.

Que te jo***, Blume.

Watch Dogs 2 comienza en 2016, tres años tras la caída de Chicago en manos de DedSec. En esta aventura, seremos un joven veinteañero llamado Marcus Holloway, que ha sido acusado de tenencia de estupefacientes y armas por el sistema de manera injusta. Por eso, necesita que su perfil de ctOS sea eliminado y así proceder a integrarse en el colectivo de hacktivista DedSec.

Más ordenadores, más capacidad de procesado.

Encarecidamente es una de las mejores secuelas al nivel que supuso Assassin’s Creed 2 con su antecesor, jugablemente hablando. Pero vamos a ir por partes: principalmente se han rehecho los controles del personaje, haciéndolos más intuitivo y sencillos para los jugadores. Todas las habilidades se realizan con el gatillo más uno de los botones del mando.

Se ha pulido la obtención de habilidades mediante los llamados Paquetes de Zona, que deberemos encontrar repartidos por el mapa o tras pasar ciertas operaciones. Además, para adquirir los puntos de habilidad deberemos conseguir seguidores, para que sigan apareciendo operaciones y avancemos en la historia.

Las habilidades se dividen en siete grupos que detallamos aquí delante:

  • Hackeo de vehículos: te permite abrir coches sin que salte la alarma, o hacerle un baipás a un vehículo para que se mueva automáticamente y dirigido por ti en cualquier dirección.
  • Ingeniería social: manipular datos personales para las bandas o la policía, o simplemente crear una distracción para esquivar a un enemigo.
  • Perturbación de la ciudad: exploits para hacerte la vida más fácil en un San Francisco dominado por las máquinas. Entre cortocircuitar a robots o generar apagones en la ciudad, tendremos el arsenal cibernético listo.
  • Manitas: gracias a esta rama de habilidades, crearemos varios dispositivos como minas de electroshock o cargas de C4. Todas ellas partirán de un número limitado de unidades, que se recargan mediante tiempo.
  • Puntería: la siguiente rama nos deja actualizarnos para que aumentemos la nuestra habilidad de recarga en el armamento que llevemos encima, reducir nuestro retroceso, o que aguantemos más en combate.
  • Control remoto: la rama más divertida, ya que con ella accederemos a un montón de vehículos no tripulados o mejoraremos a Saltarín o el dron.
  • Botnet: desde aquí, subiremos el relojito de acciones posibles mediante exploits o hackeo de la ciudad, se recarga en el tiempo.

Entramos en el punto álgido del juego: la conducción, que ha sido desarrollada por completo y mejorada extremadamente en todos los aspectos a la del título anterior de la franquicia. Es robusta, y no chirría, los coches van como deberían ir y los daños surten efecto. Por detallar un defecto decir que los vehículos son demasiado ligeros, es como si volaran, ya que la velocidad que cogen con o sin turbo es verdaderamente una locura. Todos los vehículos que están en el juego se adquieren mediante los uPlay Points o los dólares conseguidos en la aventura.

Accedemos, a la parte de gadgets y armas. Marcus Holloway lleva consigo siempre a Saltarín, un pequeño dron de tierra con la habilidad de saltar a gran altura y llevar consigo baipás USB para ciertos terminales. Además, también lleva un dron o cuadricoptero que le suple en las alturas para saber a cuantos enemigos debe batir o de cuántos debe esfumarse, o para resolver los puzzles de baipás que ya fueron presentados en el anterior juego, pero que llegan rediseñados para ofrecer un verdadero desafío.

El arsenal de Marcus se reduce a tres armas, una que siempre lleva es la pistola electrica, por lo que en las dos ranuras restante puede llevar dos armas creadas por la impresora 3D del refugio o las que se vaya encontrando de sus enemigos.

A estas armas, como a los gadgets, siempre que estén producidas por la impresión 3D, puedes imprimirles un patrón gráfico que puedes comprar vía dolarés del juego o por uPlay.

Además, San Francisco viene acompañado de varias tiendas de ropa con las que modificar a tu gusto a Marcus. Desde complementos moteros hasta altos trajes de ejecutivo. Cuando entramos en una tienda de ropa y accedemos a su catálogo, este se divide en Superiores, Gafas, Inferiores, Mochilas, Gorros, y Calzado. En un apartado del mismo armario, está el vestuario Premium que se consigue mediante los DLCs de pago que ha lanzado Ubisoft o los gratuitos como los de Twitch Prime, u otros que te da la trama sin pertenecer a ninguna tienda.

Por último, un repaso al móvil de Marcus que es el centro de operaciones de DedSec en miniatura. Se saca con una tecla y dentro tenemos todas las apps que se descargue el jugador; algunas gratuitas y otras de pago por unos cuantos dolares. Entre ellas tenemos la app ./nvestigacion, por la cual accedemos a las ramas de habilidades; otra es la de Nudle Maps, que viene siendo el Google Maps de San Francisco; o la app de DedSec, con la que accedemos a las operaciones del juego. También contaremos con una mera cámara, con los que hacernos selfies o fotos, para subir a una especie de Instagram de San Francisco con la que ganar seguidores.

Hackea el Mundo.

En esta ocasión, Ubisoft ha sido precavida y ha ido con pies de plomo al presentar Watch Dogs 2 con unos gráficos más que creíbles y que han llegado con mejoras en la versión analizada. La ciudad se ve estupendamente bien, las sombras funcionan como deberían, ningún error gráfico en la aventura, simplemente perfecto, a defecto que en algunos momentos de entrada o salida del núcleo urbano de San Francisco se queda trabado unos segundos para cargar la ciudad. Es lo que prometieron, con mejoras gráficas como el teselado o la tecnología de Nvidia ANSEL.

Brilla pero no deslumbra.

Un juego redondo en cuanto a lista de reproducción y que sin lugar a dudas es de lo mejor del título, te puedes pasar días jugandolo, sin repetir una sola canción. Los efectos de sonido son acordes al juego en cuestión, y la BSO es muy buena. Esta última apuesta por un autor no muy conocido, y brilla, pero no es de lo mejor del año.

Dawn of DedSec.

Un juego que debes jugar sí o sí, de lo mejor de 2016. Ha sido penalizado en ventas por el mal acabado de su predecesor. Sin embargo, este debería estar en tu biblioteca física o digital. Un lavado de cara en cuanto al anterior Watch Dogs, que no es continuación directa, y por eso los novtaos pueden obviar el primero y empezar por lo que podría ser el nuevo Assassin’s Creed II. No os lo perdáis, una joya de 2016.

Nota final9
Un juego que debes jugar sí o sí, de lo mejor de 2016. Ha sido penalizado tanto en ventas por el mal acabado de su antecesor. En contraste, este debería estar en tu biblioteca física o digital. Hackea LE MUNDO!
9

Compártelo

Alberto Rey

Diseñador Gráfico y Web - Técnico Superior DAM (Diseño de Aplicaciones Multiplataforma) - Técnico Superior ASIR (Administración de Sistemas Informáticos en Red) - Viendo florecer el mundo de los videojuegos.

No hay comentarios

deja el tuyo