Análisis Uncharted: El abismo de oro

Tras tres entregas en Playstation 3, Uncharted, de la mano de Naughty Dog, se ha convertido en la franquicia por excelencia de la máquina de Sony, ese juego que todos los poseedores de la consola quieren tener desde el día del lanzamiento, que es capaz de explotar al máximo el potencial del hardware y superarse entrega tras entrega. Ahora, aprovechando el éxito de la franquicia, Bend Studios, creadores de los Syphon Filter, nos traen un spin off que promete trasladar todas las virtudes de las versiones de sobremesa a la nueva portátil, PS Vita, que acaba de estrenarse en el mercado.

image-12793

En busca de…

La historia, que se sitúa en un momento indeterminado previo a la primera entrega de la saga, nos lleva esta vez a Sudamérica, tras el rastro de una expedición española que años atrás pereció en extrañas condiciones mientras buscaban un tesoro escondido en lo más profundo de la selva. Con la ayuda de nuevos amigos, como Dante, un enigmático cazatesoros, o Chase, una joven que anda tras los pasos de su abuelo; un historiador que dedicó su vida a estudiar los fenómenos de la malograda expedición española, Drake se enfrascará en una nueva aventura donde nuestro mayor enemigo será un comandante de las milicias locales que, como siempre, también anda detrás de las reliquias que persigue Nathan.

La verdad, es que se repiten los esquemas que hicieron triunfar a las entregas de PS3 y eso es una buena noticia, aunque quizás, ya sea por la falta de novedad o por que se reitera demasiado en la misma fórmula, no llegamos a empatizar del todo con los personajes y la narración no es tan compacta como nos hubiese gustado. Aun así, la historia cumple y nos aporta los suficientes alicientes como para querer averiguar más de ella hasta que culmina la aventura. Eso sí, es posiblemente el peor argumento de toda la saga y uno de los puntos más bajos del juego. Para compensarlo, los desarrolladores han querido introducir detalles específicos que harán disfrutar a los fans de Uncharted, pero que dejarán indiferentes a aquellos que no hayan jugado a los títulos previos.

image-12794

Menos es más

Una de las principales incógnitas que nos podía plantear este nuevo Uncharted, es si su control estaría a la altura de los juegos de sobremesa, y la respuesta es muy sencilla: un rotundo sí. Desde el primer momento, gracias al manejo con ambos sticks, podemos realizar las mismas acciones que en PS3, rotar la cámara para contemplar el escenario, trepar, saltar… todo se maneja a la perfección y el control esta muy bien ajustado. A la hora de apuntar, si que se nota algo más de imprecisión con los nuevos sticks de Ps Vita, ya que su recorrido es algo inferior al del Dual Shock pero, gracias al giroscopio, podemos regular el punto de mira con solo mover la consola y el resultado es espectacular, permitiéndonos ajustar la precisión del disparo incluso mejor que con un pad tradicional: todo un acierto. Mención especial merece el francotirador, donde el giroscopio toma el control absoluto y nos permite dirigir la cámara libremente y ajustar el zoom tocando el panel táctil trasero, es una de las cosas más divertidas que podemos hacer en este Golden Abbys, se convertirá en vuestra arma favorita.

Además, el juego se aprovecha de las nuevas funcionalidades de la portátil. Así, podremos, por ejemplo, usar la pantalla táctil delantera para mover las piezas de un rompecabezas, limpiar reliquias que encontramos por el camino o calcar con carboncillo grabados de infinidad de estatuas repartidas por todo el juego. También, usaremos la cámara para ver pergaminos al trasluz (tendremos que acercar la consola a un foco de luz para simular la transparencia del papel) y el touchpad trasero para realizar multitud de acciones como regular el zoom de nuestra cámara de fotos o el francotirador, como ya mencionamos anteriormente. A todo esto, tenemos que unir la posibilidad de realizar todas las acciones básicas del juego como escalar, subir cuerdas o noquear a los enemigos, con simples acciones tocando los paneles táctiles o usando el acelerómetro de la consola. Todas estas opciones tienen sus ventajas, pero en muchas ocasiones parecen metidas con calzador y entorpecen la fluidez en el desarrollo del juego. Quizás, una mejor implementación de las funciones que, al menos, nos propusiera un verdadero reto para llevarlas a cabo, hubieran dado un mejor resultado y no serían tan tediosas al realizarlas repetidamente.

En cuanto a la dinámica de juego, conserva la misma estructura de anteriores entregas, esto es, zonas en las que tendremos que avanzar escalando y saltando entre “plataformas”, partes de tiroteo y momentos para la exploración y recolección de tesoros. Aunque, esta vez, las proporciones se han variado sensiblemente y los tiroteos no serán tan abundantes, dejando más protagonismo a la exploración del escenario para buscar los cientos de reliquias, escondidas en los rincones más insospechados. De esta forma, el ritmo de la aventura es mucho más pausado, aunque se intensifica a partir de la segunda mitad del juego, donde encontraremos las partes más espectaculares, pero sin llegar a las cotas vistas, sobre todo, en Uncharted 2 y 3. Los puzzles, que también han caraterizado a la saga, se ven reducidos al mínimo en esta entrega; al menos tal y como lo conocíamos anteriormente, sin embargo, los pocos que hay resultan extremadamente divertidos, por lo que echaremos en falta que se repitan con mas regularidad.

 

image-12795

 

Potencia bruta

Si hay algo que caracteriza a la saga Uncharted son sus gráficos, desde la primera entrega, donde ya lucían especialmente bien, han ido mejorando hasta convertirse en el estandarte de esta generación, al menos en consolas, y el espejo en el que todas las compañías deben mirarse para conseguir explotar al máximo la potencia de PS3, como solo Naughty Dog ha sabido hacer hasta el momento. En este caso, aunque se ha encargado de su desarrollo un equipo diferente, se nota la supervisión de los padres de la saga y la colaboración directa para lograr trasladar todo el potencial a una portátil y, aunque parezca sorprendente, lo han conseguido en todas las facetas del juego.

Lo que más llama la atención, al verlo por primer vez, es la nitidez que alcaza gracias a la pantalla OLED de Ps Vita, es el juego que mejor aprovecha las características de dicha pantalla, consiguiendo unos niveles de brillo, colores y resolución nunca vistos antes en un dispositivo portátil. La resolución de texturas es sorprendente y se aproxima, incluso superandolo en muchos aspectos, al primer título de la franquicia, Drake´s Fortune, y eso tratándose de un juego de lanzamiento nos hace frotarnos las manos pensando hasta que punto podrá llegar esta nueva consola. La iliuminación es otro de los aspectos más llamativos y, aunque no cuenta con la iluminación dinámica implementada en Uncharted 3, no deja de sorprendernos como se gestiona todo en tiempo real, creando sombras nitidas y generando efectos de todo tipo como, por ejemplo, el contraluz al ponernos de espaldas al sol. Partículas, efectos climáticos, deformación de objetos… todo esta recreado a la perfección y, aunque no tendremos momentos de tanta espectacularidad como la escena del tren en uncharted 2, el mero hecho de ir contemplando cada escenario que se nos presenta, nos motivará para estar deaseando ver cada nueva pantalla del juego.

El nivel de las animaciones, sobre todo las de Drake, es espectacular, sin llegar a las cotas de Uncharted 3 si que cuenta con numerosas transiciones que aportan mucha fluidez a los movimientos del personaje, que resultan naturales en todo momento. No es tan convincente, sin embargo, las creadas para los enemigos y, aunque no podemos decir que esten mal, podrían haberse mejorado mucho, al menos desde el punto de vista de la variedad. En este sentido, también es criticable la inteligencia artifical de éstos, que en muchas ocasiones parecen no captar bién nuestra posición, quedándose parados como esperando a que nosotros ataquemos. Dicho esto, solo queda rendirse ante un conjunto absolutamente brillante que,  sin fallos reseñables que perjudiquen la jugabilidad y con unos tiempos de carga casi inexistentes, se convierte en la primera referencia a nivel gráfico del catálogo de Ps Vita.

image-12796

A nivel sonoro el especáculo continúa, ya que cuenta con una BSO de lujo, a mi parecer la mejor de toda la serie, con temas que nos pondrán los pelos de punta en los momentos más espectaculares del juego. Los efectos de sonido también rayan a muy buen nivel, contando con una gran variedad para todas las armas que, por otra parte, son bastantes. Balas que parecen rozarnos, pisadas, golpes… todo esta recreado a la perfección. Por ello, os recomiendo encarecidamente que juguéis con los auricalares puestos ya que, aunque ofrecen buena calidad, los altavoces de Ps Vita no suenan a demasiado volumen. Mencionar, por último, que el doblaje, tanto en castellano como en versión original, es el mismo que en las versiones de sobremesa por lo que, una vez más, se ha realizado un trabajo excepcional en todos los aspectos.

La aventura más larga

Golden Abbys cuenta con 34 capítulos, aunque la mayoría son sensiblemente más cortos que en los otros juegos. Aun así, la campaña es larga, aproximadamente unas 8 horas, siempre dependiendo del nivel de dificultad que elijáis. Hay que decir, que el título es bastante sencillo por lo que recomendamos ponerlo en difícil como mínimo. Además, hay que contar con que dispondremos de más reliquias y secretos para encontrar que en otras versiones, por lo que decubrirlas todas nos llevará bastante tiempo. Aquí, hay que destacar la funcionalidad, llamada mercado negro, que nos permite mediante Near (la aplicación social de Ps Vita para interactuar con otros poseedores de la portátil que se encuentren en tu entorno) intercambiar los tesoros de nuestra colección por otros de los que no dispongamos. En cuanto al resto de opciones, comentar que se ha eliminado el multijugador que si tenían las dos últimas entregas aunque, probablemente, no lo echaremos en falta pues es un juego muy centrado en su campaña monojugador, y ya tenemos otras opciones en el catálogo incial de Ps Vita que nos satifsacerán en este sentido.

Conclusión

Uncharted: El abismo de oro, aúna todas las características que hacen de Ps Vita un producto único en el mercado y las agita consiguiendo un resultado sorprendente, en algunos aspectos y algo forzado en otros. Por un lado, encontramos un apartado gráfico absolutamente espectacular, como núnca antes se había visto en una portátil. Una historia más que correcta y un control exquisito, hacen de él un juego muy completo y recomendable a todas luces. Sin embargo, no podemos obviar algunos fallos, como la excesiva inclusión de “puzzles” absurdos que entorpecen la fluidez del juego o la bajada en la dificultad del título con respecto a anteriores Uncharted, que ya de por sí no suponían demasiado reto. Aun así, es uno de los lanzamientos que hay que probar si tenemos la nueva portátil de Sony ya que, a pesar de los errores comentados anteriormente, es un juego muy divertido y con un apartado técnico que os sorprenderá a cada instante. Sobra decir, que los fans de la saga disfrutarán el título desde el primer minuto y sentirán cierta nostalgia al recordar los parajes selváticos que tanto nos hicieran disfrutar en la primera entrega. Si por contra es la primera vez que probáis un Uncharted, es la excusa perfecta para iniciaros en la saga ya que, al ser una historia previa al resto de juegos, no será ningún inconveniente no haber jugado antes a las aventuras de Nathan Drake en PS3.

[analisis imagen=”http://tecnoslave.com/wp-content/uploads/2012/02/Uncharted-destacados-300×100.png” jugabilidad=”7.5″ historia=”7″ graficos=”9″ sonido=”9″ ]

Compártelo

No hay comentarios

deja el tuyo