Análisis The Silver Case

Por primera vez desde su lanzamiento, podemos disfrutar de una de las primeras obras de Suda51, creador de grandes juegos como No More Heroes, Killer7, Flower, Sun and Rain y Killer is Dead. Llega, en perfecto inglés y con bastantes cambios que lo modernizan, The Silver Case.

El desarrollo del juego original comenzó durante el año 1998, y se convirtió en el primer título lanzado por Grasshopper Manufacture, estudio liderado por Goichi Suda (o Suda51). Al tratarse de un estudio nuevo y pequeño, Suda decidió crear una novela visual muy estilizada que redujese, casi al mínimo, los gastos de modelaje 3D. Es por eso que,a día de hoy, podemos disfrutar de un título con una estética y presentación tan únicos.

Título: The Silver Case

Desarrolladora: Grasshopper Manufacture y Active Gaming Media

Distribuidora: Grasshopper Manufacture

Género: Misterio, novela visual y puzles

Fecha de lanzamiento: 7 de octubre de 1999 (versión original de PlayStation), 6 de octubre de 2016 (versión remasterizada en PC)

Precio de lanzamiento: 19,99€

Cuando comenzamos The Silver Case, nos daremos cuenta de que nos encontramos ante una historia policíaca “como las de antes”. En este juego nos encontraremos con detectives duros, malhablados y que no se inmutan ante casi nada. Y, aún así, ellos las pasarán canutas con el caso que tienen entre manos.

Todo comienza, desde el punto de vista del jugador, en el año 1999. Nos encontramos en una ciudad ficticia llamada 24 Wards. En este lugar, se nos asigna el acudir a una llamada urgente, un misterioso pistolero ha disparado contra un policía. Ahí encontraremos que todo está conectado con Kamui Uehara, un asesino en serie que, anteriormente, se había dedicado a asesinar a miembros clave del gobierno.

A partir de ese momento, la locura que es The Silver Case comenzará a desarrollarse. Si tuviésemos que definir The Silver Case en dos palabras, serían las siguientes: Intriga y caos.

the-silver-case-tecnoslave-1

La historia de The Silver case se nos presenta fragmentada en dos rutas o escenarios distintos. Uno de ellos seguirá al protagonista del juego, al cual tendremos que nombrar nosotros. Este es un miembro de la policía, el cual participa en la división que se ocupa de los crímenes más turbios. Para contrastar con su línea argumental, podremos optar por otra que nos pone en la piel de un periodista de investigación, al cual le es encargado encontrar toda la información posible sobre Kamui Uehara.

Hasta ahí, se puede entender que usemos la palabra intriga para hablar sobre este título. Pero, ¿por qué caos?

La historia se nos cuente desde el punto de vista de dos personajes con visiones incompletas de los acontecimientos a su alrededor. Se insinúa, en muchas partes, que pueden sufrir de trastorno de estrés postraumático tras las vivencias que han tenido, y muchas veces podemos ver incoherencias entre lo que se nos cuenta y lo que pasa. Esto es un recurso que refuerza la sensación de estar lidiando con un caso demasiado complicado para una persona cualquiera.

Por otro lado, el guión en sí tiene momentos de naturalidad caótica. Muchos diálogos están escritos para parecer una conversación normal entre personas de verdad. Por esto, en muchas de las interacciones, tendremos momentos en los que los personajes no se entienden entre ellos.  Esto, lejos de ser un problema para el juego, lo que hace es darle mucha más naturalidad a lo que leemos. Teniendo en cuenta que el juego se basa en leer, se podría considerar que la visceralidad de lo natural es un punto que juega a favor de The Silver Case. Hay que entender que a Suda51 no le importa hacer personajes que nos vayan a caer mal, si ese es el rol que cree que necesiten en la historia. Muchos de los protagonistas carecen, prácticamente, de cualidades redentoras y exhiben todos los estereotipos de los detectives duros del cine noir.

the-silver-case-tecnoslave-5

Pero no todo es lectura en este juego. Pese a ser mayoritariamente una novela visual, también nos encontraremos con algunos entornos que podremos explorar, puzles con los que tendremos que lidiar y distintas adivinanzas que nos obligarán a usar la cabeza.

Si hablamos de la exploración, nos daremos cuenta de que es mínima. Podremos desplazarnos por distintos cuadrantes de los mapas (el movimiento estará siempre restringido por estos) para buscar pistas. Lo máximo que podremos hacer es girar sobre nuestro propio eje en 4 direcciones y mirar hacia arriba o abajo. El sistema de controles del título es, cuanto menos, tan caótico como el resto del conjunto. Por esto, es casi de agradecer que no tengamos prácticamente libertad de movimiento. Con un esquema de controles mejor, quizás sí que echaríamos de menos el poder movernos a nuestro antojo, pero no es el caso.

En cuanto a los puzles, nos encontramos con cierta variedad de acertijos. No son el centro de la novela, así que no serán tan profundos o complicados como los de, por poner un ejemplo, Flower, Sun and Rain (título de puzles hecho por Suda51 tras haber acabado la versión original de The Silver Case).

El juego, pese a darnos momentos de interacción, quiere centrarse en su guión, a la vez que también quiere que nosotros nos centremos en él. Incluso en los huecos de exploración, tendremos multitud de diálogos que harán que no se desvíe la atención del factor narrativo dominante.

the-silver-case-tecnoslave-4

Uno de los elementos que más destaca de The Silver Case es lo estilizado de su apartado gráfico y artístico. Mientras que los entornos 3D son mediocres, la interfaz de usuario y el el estilo “viñetado” de su narrativa le dan al juego un carisma que otras novelas visuales más tradicionales no tienen. A esto se le suman las ilustraciones de Takashi Miyamoto (quien también iría a trabajar en el previamente mencionado Flower, Sun and Rain).

Si combinamos un estilo artístico muy único y reconocible con la estilización del apartado gráfico del juego, nos quedamos con una pieza visual única, aunque no goce de unos entornos impresionantes ni unos efectos visuales de alta gama.

La música de la nueva versión del juego está compuesta por el legendario Akira Yamaoka. Este es conocido por Silent Hill o Killer is Dead. Dicho eso, hay que aclarar que su trabajo ha sido el de versionar la banda sonora original, compuesta en los 90 por Masafumi Takada, que ha trabajado en sagas como No More Heroes y Danganronpa. Ambas versiones de la música potencian el toque único y diferenciado de The Silver Case, potenciando su pintoresco aire y ambientación.

The Silver Case HD, además, ofrece una serie de cambios en comparación con el título original. Grasshopper Manufacture ha decidido dejarnos elegir entre las opciones originales o las nuevas. Cabe destacar que algunos serán más redundantes que otros; los cambios en la música, la interfaz o las cinemáticas del juego son grandes modificaciones de la experiencia original. Por otra parte, cambiar la velocidad a la que se mueve nuestro personaje no deja de ser una modernización sin consecuencias.

the-silver-case-tecnoslave-3

En definitiva, The Silver Case HD es la primera oportunidad que tenemos de probar una de las primeras experiencias experimentales de Suda51. Con una historia muy fuerte, un guión natural y ácido y unos puzles suavecitos, jugando a este título emprenderemos una aventura muy distinta a cualquier otro juego del género. Si bien el juego no se libra de flojear en algunos apartados, es una novela visual la mar de sólida.

Historia9
Jugabilidad6
Gráficos6.5
Sonido8.5
7.5

Compártelo

Iván Lerner

Iván Lerner

Madrid. 27 años de edad. Jugón desde los 5 años. Siempre me han interesado todas las plataformas, ya sean consolas de sobre mesa, ordenadores o portátiles. Sin preferencia alguna, me dedico siempre a intentar sacar el máximo provecho de todo videojuego que caiga en mis manos. Director de TecnoSlave.

No hay comentarios

deja el tuyo