Análisis Ray Gigant

De la mano de Acttil, nos llega Ray Gigant, un juego de contrastes en el que podremos ver un giro atípico a un planteamiento que ha sido más que machacado por la industria del videojuego japonés.

Ray Gigant viene para demostrarnos que en Japón se siguen haciendo dungeon crawlers a la vieja usanza y que, pese a ser un género ya explotado, se pueden añadir mecánicas novedosas que conviertan lo que podría ser un juego del montón en una experiencia, cuanto menos, destacable.

Título: Ray Gigant

Género: RPG/dungeon crawler

Plataformas: PlayStation Vita y PC

Plataforma analizada: PlayStation Vita

Desarrolladora: Acttil

Distribuidora: Acttil

Fecha de lanzamiento: 3 de mayo de 2016 (Vita) y 10 de agosto de 2016 (PC)

Idioma: Textos en inglés, audio en japonés

ray-gigant-requisitos-tecnoslave
image-132358

Argumentalmente, Ray Gigant nos pone en la piel de tres protagonistas distintos que tendrán que luchar contra una invasión de misteriosos y enormes seres, los Gigants. Estos Gigants se dividirán en distintos tipos, y eso se reflejará tanto en su importancia en la trama como en su poder una vez cojamos las riendas del juego.

Los tres protagonistas de los que os hablamos, como no podía ser de otra manera, son tres personas especiales las cuales son aptas para usar los Yorigami, una raza de entes que se convertirán en la única esperanza para que la humanidad se deshaga de sus peligrosos adversarios.

ray-gigant-tecnoslave-3

El guión del juego no es una maravilla, pues a simple vista ya se pueden discernir muchas de las influencias a las que intenta emular, pero nos da un setting en el que podemos sumergirnos, unos personajes decentes y una historia que cumplirá con su cometido (el darnos una razón para pasar horas y horas navegando por mazmorras) de principio a fin. Cabe destacar que la trama sí que da unos cuantos giros de guión, lo cual convierte el argumento del juego en algo más que una excusa monótona.

El mayor problema argumental de Ray Gigant viene de sus personajes, a los cuales les falta desarrollo y profundidad, algo casi criminal en un RPG. Muchos de ellos se quedan en arquetipos y su evolución, en varios casos, parece más un intento frustrado que el crecimiento personal de uno de los protagonistas del juego. Tenemos ante nosotros, pues, mucho texto y exposición de leer, que se queda en los mismos tres tipos de comentarios por parte de nuestros protagonistas.

ray-gigant-tecnoslave-8

En definitiva, si entramos a Ray Gigant esperándonos algo más que una historia decentemente hilada y unos personajes arquetípicos, nos toparemos con la dura realidad de sus flaquezas argumentales. Sin embargo, si lo que queremos es que el guión nos sirva de apoyo para darle una razón a las horas de combate y exploración de mazmorra que tenemos por delante, habremos tomado una buena decisión

La historia y la jugabilidad de Ray Gigant son cosas que no están prácticamente ligadas entre sí, con lo que es difícil poder relacionarlas. El apartado jugable de Ray Gigant es, quizás, su faceta más equilibrada.

ray-gigant-tecnoslave-2

En este juego, nos encontramos con un dungeon crawler en primera persona (de esos que gustan tanto en Japón desde la época de los mismísimos Wizardry), en el cual deberemos derrotar a nuestros enemigos en combates por turnos. Estos no serán aleatorios, sino que podremos decidir a qué enemigos enfrentarnos, ya que estarán estáticos en los mapas que exploremos.

El sistema de turnos de Ray Gigant intenta ponernos unas restricciones imaginativas, ya que necesitaremos puntos de acción para poder atacar, pero estos serán compartidos por los tres personajes que estemos usando. Así pues, durante los encuentros, deberemos controlar qué técnicas usar y cuándo, ya que los diferentes movimientos de nuestros protagonistas consumirán una cantidad diferente de puntos de acción. Obviamente, podremos recargarlos, pero deberemos sacrificar un turno de nuestros aliados para poder recuperar una cantidad significativa.

Todo el sistema de puntos de acción compartidos, ya de por sí, resulta algo atípico, pero este juego busca crear más sistemas poco convencionales alrededor de los combates. El título se aparta del sistema típico de niveles de HP y objetos de curación, siendo estos solo usables durante el combate y nuestros personajes recuperando todos sus puntos de salud cuando terminan de pelear. Lo único que trascenderá el final de cada pelea serán nuestros puntos de acción y los puntos de parasitismo, otro elemento con el que tendremos que jugar si queremos ser efectivos a la hora de combatir contra los gigants, ya que hará que nuestros ataques gasten HP en vez de puntos de acción. ¡Tal es la mescolanza de elementos en Ray Gigant, que el movimiento más fuerte de nuestros personajes será ni más ni menos que un mini-juego de ritmo!

ray-gigant-tecnoslave-7

Por otro lado, el sistema de desarrollo de nuestros personajes también busca darle un giro atípico a los ya reglamentarios árboles de habilidades. Usando los objetos que encontremos a través de las mazmorras, podremos aumentar nuestras estadísticas, aprender nuevos movimientos o incrementar el nivel del equipamiento que podamos recibir (el cual también será generado intercambiando objetos por otros objetos, sin necesidad de pisar ninguna tienda). Todo el desarrollo de nuestros personajes se hará desde el mismo menú y dentro de las mazmorras, rompiendo con el flujo convencional de tener que salir de las mazmorras para ir a visitar tiendas.

1 2

Compártelo

Iván Lerner

Iván Lerner

Madrid. 27 años de edad. Jugón desde los 5 años. Siempre me han interesado todas las plataformas, ya sean consolas de sobre mesa, ordenadores o portátiles. Sin preferencia alguna, me dedico siempre a intentar sacar el máximo provecho de todo videojuego que caiga en mis manos. Director de TecnoSlave.

No hay comentarios

deja el tuyo