ANÁLISIS | Digimon World: Next Order

9 de julio de 2001. Digimon World sale al mercado europeo para PSX localizado, entre otros idiomas, al español. Pese a sus multiples bugs (entre ellos uno que te impedía avanzar en el juego y del que nadie se hizo responsable, provocando que tuvieras que jugar a una versión americana o japonesa para poder terminarlo), caló hondo en el corazón de muchos jugones y, a día de hoy, incluso se le recuerda como uno de los mejores videojuegos de la franquicia.

Dieciséis años después, llega a nuestras PS4 Digimon World: Next Order, un título que promete volver a las raíces de la franquicia y, creedme cuando os digo que es probablemente el título de Digimon que más he disfrutado desde el original.

Plataformas: PlayStation 4

Plataforma analizada: PlayStation 4

Desarrollador: B.B. Studio

Productor: Bandai Namco Entertainment

Genero: RPG

Año: 2017

Antes que nada, me gustaría puntualizar: los juegos de rol de la franquicia de Digimon se dividen, excepciones aparte, en dos dos grandes subtítulos: Story, que se centra en el argumento y cuya jugabilidad es más similar a los RPG por turnos, y World, que rechaza la jugabilidad típica y le da especial énfasis en la crianza de los monstruos digitales.

Como ya sabréis, en 2016 salió el ultimo juego de la franquicia orientado al argumento, Digimon Story: Cyber Sleuth, que recibió una acogida lo suficientemente buena para traer el título que tenemos entre manos, esta vez de la subsaga World. Es de agradecer, ya que salvo los monstruos que ponen nombre a la franquicia, las entregas se juegan de una forma muy distinta y hubiera sido una pena que solo nos hubiera llegado una de las dos ramas importantes de los videojuegos de esta franquicia.

El juego empieza de forma abrupta, poniéndonos en la piel de un chico o una chica (podemos elegir género y nombre para nuestro personaje, siendo Takuto y Shiki los apodos oficiales para el chico y la chica, respectivamente) que ha sido transportado al mundo digital al probar a utilizar el virtual pet que utilizaba cuando era más joven. En ese momento, se cruza con Wargreymon y Metalgarurumon, que le piden ayuda contra la amenaza de los Machinedramon quien están empezando a aparecer en el mundo digital. Justo entonces empezamos nuestra primera batalla, una suerte de tutorial que te explica todo lo que tienes que saber acerca de los combates.

Al contrario que en el Digimon World original de PSX, donde tenías un solo acompañante, aquí tienes dos Digimon que te ayudarán en el combate en todo momento. Estos se moverán y atacarán de forma automática, excepto cuando les mandes ordenes con los botones L1 y R1, siendo cada uno para un Digimon distinto. Cada uno tendrá tres medidores en combate: PS, que si llegan a cero el Digimon se debilitará; PM, necesarios para lanzar habilidades cuando están luchando por su cuenta y poder de orden, necesarios para mandar ordenes a tus compañeros, que varían entre mandarles a que se defiendan o incluso usar una habilidad especial si los puntos superan los 150. O la habilidad ExE.

Me gustaría profundizar un poco sobre ExE. Extra Cross Evolution es una habilidad que solo se puede ser utilizado por Digimon de nivel Mega y que consiste en, por 150 puntos de orden de cada monstruo, fusionar a los monstruos en uno nuevo con aun más poder. Hay más formas de sacarlo, pero la principal es esa. Además de la evolución, la banda sonora cambia al opening del juego, Accentier, de la fantástica Eir Aoi. Pese a que parece una mecánica más, es sorprendente lo mucho que se le echa en falta cuando no se puede utilizar, ya que en muchas ocasiones los combates tendrán picos de dificultad en los que, a menos que aproveches ExE o te tires horas en la zona de entrenamiento -ahora voy a ello-, no podrás avanzar en la historia o en la búsqueda de nuevos integrantes en la ciudad.

Y esta será una de las misiones principales del juego, la ampliación de Floatia. Empezaremos con un pequeño pueblo con Jijimon e iremos viajando por todo el mundo digital con el objetivo de conseguir recuperar antiguos ciudadanos de la ciudad. Cuando digo que es una misión principal lo digo en serio, porque entre capítulos hará falta un mínimo de Digimon en la ciudad, y puede convertirse en algo muy frustrante si no consigues encontrar nuevos visitantes, ya que la historia se parará en seco.

image-135214

Sin embargo, es bastante fácil encontrar nuevos ciudadanos debido a la accesibilidad que tiene el mundo digital para que entres en su juego y te apuntes a explorarlo. Lo que empieza siendo una simple fetch quest te acaba incitando a viajar a nuevas regiones, que a su vez hará que te encuentres nuevos aliados que reclutar, y así sucesivamente. Los Digimon que se queden a vivir en la ciudad mejorarán la misma de algún modo, ya sea abriendo negocios (como Meramon, que monta un restaurante) uniéndose a otras construcciones (como Togemon, que se va a entrenar a la zona de entrenamiento) o simplemente dar vueltas por la ciudad (Agumon no hace mucho de por sí, por ejemplo)

Y ya que hablamos de la zona de entrenamiento, me parece oportuno mentar el sistema de entrenamiento y de evoluciones. Es importante mencionarlo porque probablemente el 70% del juego te lo pases yendo y viniendo entre la zona de entrenamientos y la de comida. El sistema de evolución bebe del de Digimon World original, pero con varias diferencias notables (no he jugado a Re:Digitize para saber si estas mecánicas también las tiene ese juego pero, como el de PSP no ha tocado occidente, obviémoslo).

La primera es que, esta vez, las lineas evolutivas y sus respectivos requisitos estarán disponibles para ver desde el principio, aunque para los Digimon de nivel novato o mayor exigirán entrenamiento o cariño para que se puedan ver. La otra diferencia (y, a mi parecer, la más notable) radica en el sistema de reencarnación en la crianza donde, al contrario que el título de PSX, un Digimon se podrá reencarnar un numero infinito de veces, dándole estadísticas de su forma anterior para hacer más sencilla su acceso a nuevas evoluciones. Mención especial de esto la tienen varios Digimon procedentes del anime original, como Agumon o Guilmon, que te exigen unas estadísticas muy altas para ser conseguidos en la primera generación. Esto, en mi opinión, aunque pueda llegar a ser frustrante -creedme, no sabéis lo dificil que es conseguir un Susanoomon se puede convertir en una manera de explorar diferentes caminos y conocer Digimon que no usarías de forma normal.

Por otro lado, su historia, desgraciadamente, no es gran cosa. El argumento (que pese a que continúa el del juego original, no añade mucho a éste salvo un par de referencias, como Mameo) está disuelto en batallas contra jefes y pequeñas cutscenes que no revelan grandes giros. Es un juego centrado casi completamente en las mecánicas, pero habría agradecido una historia con más sustancia. Como único punto bueno del argumento, algunos personajes tienen un pequeño desarrollo bastante correcto, pero nada reseñable. Mención aparte tienen ciertos personajes de fuera del argumento, como Blacky y Blackosaurus, una divertida pareja de Digimon que aparecen en una side-quest, pero que no tienen presencia en la historia principal.

Todo esto no sería un gran problema si no fuera porque las batallas con jefes pueden llegar a ser un caos, porque la dificultad -o más bien, las estadísticas de los enemigos- llegan a niveles absurdos cuanto menos te lo esperes. Esto no varía en los distintos niveles de dificultad, ya que la única diferencia entre fácil y normal es la cantidad de estadísticas que ganan las criaturas con cada entrenamiento y de bits conseguidos tras cada batalla. Como curiosidad, la el modo fácil es realmente el original de la versión de PSVita, pero se añadió en la versión de PS4 una más difícil (además de más de 10 Digimon nuevos procedentes de Cyber Sleuth, como Dianamon), tras quejas de que era demasiado simple, así que no os sintáis mal si veis que no reciben suficientes estadísticas vuestras criaturas y os sois forzados a bajar la dificultad.

Por ultimo, me gustaría mencionar la localización. El juego está completamente subtitulado al español y con doblaje japonés e inglés, pero su localización tiene varios fallos que pueden llegar a frustrar un poco a los que están acostumbrado a los monstruos digitales (por dar un par de ejemplos, Meramon Azul en lugar de BlueMeramon y Greymon Calavera en lugar de SkullGreymon). No es nada que te saque de la inmersión pero, como aficionado a Digimon, me parecía necesario mencionarlo.

Porque ante todo, Next Order es un titulo que apela a la nostalgia, como lo hace Adventure tri en el caso del anime pero con el primer Digimon World. Sinceramente, he disfrutado mucho esta aventura, me he sentido como aquel niño de ocho años que llegaba rápido de clase esperando ver un nuevo capitulo de su serie favorita. Y ya solo por eso, ha valido la pena.

Calificación8.2
Digimon World: Next Order es una gran secuela del clásico de PSX que revisa sus mecánicas para mejorarlas y añade algunas nuevas, como la Extra Cross Evolution. Su argumento es simple y se diluye, pero la sensación de exploración a la hora de buscar nuevos ciudadanos de Floatia puede hacer que te olvides de eso. Su mayor problema es su dificultad inconstante, especialmente si no estás acostumbrado a la crianza de monstruos digitales. Si te gustó Digimon World, es una compra obligada.
8.2

Compártelo

Felipe Trinidad

Felipe Trinidad

Estudiante de ingeniería informática de 21 años que sueña con trabajar desarrollando videojuegos. Empecé a los 3 años a jugar y creo que esto va para largo. Soy el chaval que recomienda constantemente la saga Trails en las redes sociales.

No hay comentarios

deja el tuyo